Madre Teresa de Calcuta: relación entre signos y casas.





Trabajo desarrollado por el grupo que está cursando el módulo II, martes 10:00 hs. Julio 2010.

Coordinadora: Victoria Mari Brusco.

*Nota de la dirección: como es el primer trabajo solicitado a este grupo de alumnos, sólo asociarán signos y Casas hasta Géminis inclusive, ya que hasta aquí han llegado en su estudio. El primer paso del análisis astrológico consiste, precisamente, en lograr esta combinación; recién entonces estarán capacitados para abordar planetas y ubicarlos en los signos y Casas correspondientes.

Objetivo del trabajo: asociar los tres primeros signos del Zodíaco, Aries – Tauro – Géminis, y las Casas que le correspondan en la Carta de la Madre Teresa de Calcuta.

Metodología: Trabajo realizado entre todos los compañeros. Al principio comenzamos a analizar la carta sin saber de quién era; recién cuando fuimos avanzando supimos que era la Madre Teresa de Calcuta y le sumamos, al primer análisis que habíamos hecho, algunos comentarios particulares sobre la Madre Teresa. Datos: Fecha de nacimiento: 26 de agosto de 1910 –Lugar: Skojpe – Yugoslavia – Hora: 14:25 PM.

PRIMERA PARTE:

Sol en Virgo con Ascendente Sagitario y Luna en Tauro.
Modalidad: VIRGO (mudable de tierra).
Luna en Tauro en cuarto menguante.
Sol en Virgo en Casa VIII.

La Carta de Teresa de Calcuta tiene muy destacado el elemento Tierra. Su obra muestra la "función de sostén" que da este elemento. Virgo dispone de una mente práctica, minuciosa y detallista. Estas características en una vibración baja pueden llevar a este signo a ser un obsesivo, maniático, sirviente del orden. Cuando hablamos de vibración baja nos referimos al Hombre Inferior, la energía que conlleva el recorrido del camino por la vía seca un camino árido y estéril, sin vida, en el que la energía del signo se plasma a través de una máscara pre configurada que separa y divide al individuo del Yo Superior. En un nivel de vibración más alta – Hombre Superior– nos referimos a la energía que conlleva el recorrido del camino por la vía húmeda, el camino del Héroe, pudiendo encontrar personas sumamente serviciales y racionales. Virgo expresa el "Principio Universal de Economía y Pureza". En Teresa de Calcuta estos rasgos eran muy evidentes. Su forma de manifestarse como un ser de Tierra fue realista, concreta, esforzada, sensata, observadora, detallista y práctica, " incluyendo" a muchos necesitados bajo la protección de la gran Aldea, cuyas fronteras intentó correr para incluir a los excluidos.

Si Tauro es análogo a una pradera virgen, Virgo muestra los campos cultivados y el efecto del quehacer del hombre en la Tierra. La Tierra puede ser un elemento frío, sin embargo, en esta Carta se podría transmitir como "tierra caliente", ya que tiene Fuego en el Ascendente, en la Casa XII y en la raíz, tres importantes puntos. La manera en la que distribuye su energía sería perceptiva, racional por sobre todo, dejando sus sentimientos de lado y utilizando su objetividad. Virgo le daría un plus servicial, dejando la individualidad de lado y pensando en los otros.

En cuanto al análisis de elementos, se destaca la Tierra con 8 puntos, aportando orden, organización, estructura y pautas. Reiteramos que la Tierra es sostén, brindando estabilidad y necesidad de materialización. Podríamos sumar que la combinación de Aire (3 puntos) y Tierra, facilita la concreción y la puesta en práctica (ambos conceptos propios de la Tierra) de las ideas (Aire). Teresa de Calcuta posee solo 1 punto en Fuego, sin embargo, su Ascendente en Sagitario y su Fuego en la raíz (Aries) le brindan Fuego. Observamos también que sólo tiene 2 puntos en Agua: el aprendizaje será conectarse con sus emociones.

Su Ascendente en Sagitario le brinda la posibilidad de una búsqueda religiosa, pero más concreta que mística, ya que esta persona necesita comprender para creer (Tierra). La Madre Teresa concretó su religiosidad logrando unir el mundo material y espiritual gracias a su obra. Su Cruz es Mudable (es Mudable de Tierra), lo que le permite fluir con los cambios y no atascarse. Se adapta a lo que viene. La función de esta Cruz es distribuir la energía que circula y fluye entre las anteriores (Cardinal y Fija), reuniéndolas en su interioridad: une lo activo y lo receptivo – el Yin y el Yang. Su regente exotérico es Kirón. Su antiguo regente era Mercurio que está asociado a la mente concreta. Virgo está representado por la Virgen. Necesita complementarse con su opuesto, Piscis, con el que forma el "Eje de lo Cósmico", ya que Virgo sin Piscis se convierte en maníaco obsesivo, tendiendo a ser ritualista pero sin saber cual es el objetivo. Por otra parte, Piscis sin Virgo, no puede dar forma y se queda en una nebulosa. La Luna está en Cuarto Menguante, reflejando que vive a sus padres en una relación tensa; tema que deberá resolver en forma madura y sensata, ayudada por la influencia de su Tierra.

SEGUNDA PARTE

Relación de los tres primeros signos con las Casas correspondientes:

ARIES EN CASA IV: Casa análoga, Cáncer. El regente de Aries es Marte que se encuentra en Virgo en casa IX.

La Madre Teresa pudo haber vivido a su familia de origen a través de características típicamente arianas: vital, atropelladora, avasallante, y con mucho coraje e ímpetu. Aries en IV puede vivir esa relación como impulsora, que la empuja a salir al mundo a competir, sin mucha conciencia del otro, a veces utilizando métodos violentos, encarnados casi siempre por un padre severo. O, en el mejor de los casos, hay un padre (o madre) entusiasta, que arenga a sus hijos a seguir sus ideales corriendo los riesgos necesarios y con fuerza para enfrentar desafíos. Afectivamente, en el seno familiar, las costumbres expresivas del amor pueden haber sido vividas con dificultad para ser manifestadas; o "demasiado" directas, agresivas, ofensivas, ríspidas, incómodas, dolorosas, irritantes por eso puede percibir a sus padres como intrusivos y hasta violentos. Aunque también es posible que la expresión afectiva haya sido simplemente franca, directa y genuina. Podría ser una familia muy creativa y con la posibilidad de "resucitar a un muerto" cuando cae uno de sus miembros. La familia debería aprender a respetar su fogosidad y apasionamiento. La Madre Teresa podría haber tenido fuertes enfrentamientos en la familia y esto haberla impulsado a alcanzar grandes metas. Aries en IV relaciona el clima de origen con los ideales, el entusiasmo, el correr riesgos y el "ir para adelante". Aquí se ven los valores de la familia y ciertos rasgos que forman parte de la tradición: salir a la vida, tener decisión propia, no llorar sobre la leche derramada, ser decisivo y voluntarioso. Esta mujer debió enraizarse bajo el manto impulsor de Aries y nutrirse en su Fuego iniciador. En la raíz de la Carta natal –Casa IV– se trabajan los nutrientes indispensables para que el Arbol de la Vida se despliegue. En este caso: la decisión, el liderazgo y la valentía. Si lo analizamos desde la vía húmeda, pudo haber aprendido a "pelear" en la vida luchando por sus ideales y no detenerse hasta conseguirlos. En cambio, desde la vía seca, no podría crecer y sería sólo una persona autoritaria, que sigue peleando contra el mundo por el simple hecho de pelear, sin un objetivo aparente y que siempre quiere hacer las cosas a su manera. El fuerte ánimo ariano puede ser un gran empujón al abismo o un golpe. Probablemente se crió siendo una iniciadora, siempre dispuesta a empezar. Sintió los estímulos y recibió ánimo. Por ser una Casa análoga a Cáncer, encontramos en el foso emocionalidad, por eso, siempre habrá un vínculo entre la energía y el entusiasmo ariano con lo emotivo familiar. Es un ariete (palabra muy ariana) poderoso, impulsado por las raíces de la familia. La relación con su país natal, sería desapegada sin sentimientos nostálgicos o melancólicos respecto a la patria: es un lugar desde donde partir, que genera fuerza para salir adelante, pero también un lugar con violencias internas y peleas. De hecho, la Madre Teresa de "Calcuta" es reconocida precisamente por las obras realizadas fuera de su país de origen, Yugoslavia, alcanzando su máxima expresión en la India, donde pudo plasmar sus ideales y dar forma a su impulso de acción concretando su maravillosa obra conteniendo. Como conclusión, al tener en su Carta 8 puntos en Tierra, Aries no se ha quedado toda la vida saltando entre diferentes inicios, sino que logró dar forma y plasmar cada uno de ellos. La Tierra le brindó forma a este gran impulso ariano, permitiéndole concretar todo lo que inició. Fue un líder (Aries superior), y fundó también una congregación religiosa

TAURO EN V: Casa análoga, Leo. El regente de Tauro es Venus, que se encuentra en Leo en Casa VIII.

Tauro es un signo relacionado con el placer, es por esto que en la Casa donde se encuentre emplazado la persona puede disfrutar de todos sus contenidos. De esta forma, disfrutará del arte, de los hijos, del sexo lúdico, de la creatividad y del juego. Es un área que nos habla de una necesidad artística, creativa. Las personas con este emplazamiento podrían ser talentosas y creativas de una manera práctica, como la cocina o la jardinería, y actividades manuales relacionadas con las artes plásticas. También sugiere capacidad de disfrute del lado sensual de la vida. Concentración, perseverancia y laboriosidad son características también de Tauro. Probablemente en su infancia haya sido una niña tranquila, que podría haber jugado a ser cocinera, a hacer los mandados y otras actividades relacionadas con el hogar. Imaginamos una niñita que juega con sus sartenes, ollas y semillas sacadas del jardín, instalada en la cocina, que tranquila y sin apuro, delimitó previamente. Amasará manjares mientras no la molesten. Quizás esa niña al crecer, si desarrolla alguna tarea artística, pondrá las manos "en la masa" en una escultura, o trabajará con diferentes temáticas de la naturaleza, produciendo algún despertar de los sentidos. También podría trabajar en instalaciones artísticas (escenas armadas por un artista plástico para provocar sensaciones), reproduciendo las múltiples sensaciones del Toro, ya que todos los sentidos (menos la vista), son regidos por Venus, su regente. La Madre Teresa no tuvo hijos propios pero, en relación a su obra, tuvo "hijos adoptivos". En relación a ellos, pudo haber sido una madre posesiva pero presente. Se podría pensar en la imagen de una madre que cuida celosamente a sus cachorros y que se ocupa de cubrir sus necesidades (palabra taurina).No en vano tiene la Luna en esa Casa. Pero, si consideramos a otras personas que tuvieran este emplazamiento, con sus hijos tendrían mucha energía para estar encima de ellos, cuidándolos celosamente y otorgándoles un lugar cálido y lleno de sensaciones. Podrían transformarse en sobreprotectoras, pesadas y hasta controladoras, produciendo en ellos dificultad para fortalecerse y para caminar por si mismos. La idea de soltarlos sería rumiada lentamente, así que tendrán la seguridad que nadie los dejará ir antes de tiempo. Pero, el peligro que corren es que ese momento no llegue nunca, o se dilate demasiado. Tauro en Casa V, en relación a los amantes, si los tuviera, tendría una relación de posesividad y podría llegar a convertirlo en una segunda pareja. Estas personas, con sus amantes pueden ser celosos y quizás les cueste dejar atrás un romance de verano (o tenerlo), pero seguramente serán sensuales y fieles. Podrán cambiar los escenarios de juego (aula, oficina), pero lo que será seguro es que tendrán control y previa planificación de todo lo que necesitan para jugar, y que se instalarán en su espacio sólidamente construido.

GEMINIS EN VI:

Casa análoga, Virgo. El regente de Géminis es Mercurio, se encuentra en Virgo en casa IX. Géminis en VI denota inestabilidad, versatilidad e independencia en cada uno de sus contenidos: salud, trabajo, animales domésticos y empleados a cargo o nosotros en relación de dependencia. Inestabilidad laboral o multiplicidad de ocupaciones. No son recomendables los trabajos "esclavizantes", sintiéndose más cómoda con tareas free lance. Si se siente presionada en el trabajo o con estructuras impuestas, puede afectarse su salud, sobretodo a través de las vías respiratorias, y hasta llegar a sufrir indicios de asfixia. Puede relajarse a través de la meditación, yoga y ejercicios de respiración que la podrían ayudar a encontrar un equilibrio. Esta persona debería cuidar su parte mental, que no la altere la dualidad propia de Géminis; y, por otro lado, aprovechar la facilidad que tiene para desarrollar varias y diversas tareas al mismo tiempo, ya que son personas con una energía que brinda adaptabilidad, versatilidad, rapidez mental, curiosidad, dinamismo y comunicación. En el modo de trabajar, podría ser una persona que piense todo el tiempo y que necesita sentirse interesada; siempre cuenta con dos posibilidades (por lo menos) a la hora de decidir, y probablemente sea inquieta y ágil. Para esta posición estar ocupado es una necesidad de primer orden. La Casa VI, al estar vinculada con el trabajo, denota que tener en cuenta el tiempo es un factor indispensable para una correcta organización. Nos habla también del poder de la mente (Mercurio) sobre la materia. La mente encontrará su campo de acción en el trabajo. Le gusta empeñarse en grandes trabajos cuando está motivada mentalmente, aunque la profundidad y la perseverancia llegarán con los años. La Madre Teresa ha sabido construir "puentes sólidos", que aún siguen siendo transitados.

GEMINIS EN VII: Casa análoga, Libra. El regente de Géminis es Mercurio, se encuentra en Virgo en casa IX.

Cáncer está interceptado en la Casa VII. Un signo está interceptado cuando ninguna cúspide del mandala se encuentra en él. Es decir, está totalmente contenido en una Casa con cúspide en el signo anterior, en este caso Géminis, y la Casa siguiente tiene cúspide en el signo posterior al interceptado, en este caso Leo. Siempre que hay un signo interceptado en una Carta, como en este caso lo está Cáncer, su opuesto complementario también estará interceptado: Capricornio en Casa I.

GEMINIS CON DOBLE CUSPIDE: Como en un mandala siempre hay 12 signos y 12 Casas, si hay dos signos interceptados, habrá dos signos que tengan doble cúspide. En este caso son Géminis (VI y VII) y Sagitario (XII y I). Estas energías, al contrario que los signos interceptados, tendrán mayor tendencia a estar presentes en la conciencia del sujeto. Que un signo esté interceptado puede indicar una mayor dificultad para acceder a esa energía en forma consciente, salvo que posea planetas en él.

GEMINIS EN CASA VII: denota inestabilidad, versatilidad e independencia en cada uno de sus contenidos: socios, pareja, enemigos declarados, tribunales inferiores. Géminis en VII podría tener muchos socios, basado principalmente en la vinculación propia del signo. Debería tener cuidado con lo que piensa y dice, así no obtiene enemigos. En relación a la pareja, buscaría personas estimulantes intelectualmente, aunque puede sentirse entre dos polos: encontrar muchos o ninguno. En el caso de sentirse asfixiada, la versatilidad y capacidad de cambio geminiana puede hacer que esta persona no titubee a la hora de terminar una relación sentimental o laboral. En esta Casa la persona puede disfrutar de intercambiar ideas y pensamientos con los demás.

CIERRE:

La Casa V es el área de la creación y, al tener Tauro en esta casa, la Madre Teresa pudo, a través de la perseverancia, paciencia, persistencia y trabajo sólido paso a paso, dar forma a su inmensa creación/obra, cobijando y cubriendo las necesidades básicas de sus HIJOS. La fuerza que le brinda la energía taurina en esta área, le permitió cargar sobre sus hombros la pobreza, desnutrición y miseria humanas. Probablemente, ella pudo haberse conectado con su Niño interior a través de la creatividad de su obra, la entrega y la confianza. Al tener el foso con fuego leonino, e incluso Venus en Leo, podemos asociarla con el hecho de haberse destacado y haber sido líder. Ya hemos mencionado que con esta posición las personas pueden tener cierta dificultad en dejar en libertad a los hijos o a sus creaciones; pero, en este caso y con la energía del hombre superior, la Madre Teresa ha sabido trascender su obra, entregándola como un regalo al mundo. Géminis en Casa VI puede dedicarse a la enseñanza. Ella fue profesora en un colegio. Destacamos, además, que la Casa VI tiene que ver con la salud y el cuidado del cuerpo. Si se siente libre en su accionar, podría estar muy bien predispuesta, abierta y flexible a trabajar al servicio de los otros. La Madre Teresa cosechó los vínculos que supo crear, pudiendo obtener la colaboración de "otros brazos" para llevar a cabo su obra.