Cristina F. de Kirchner: unión de casas y signos


Este trabajo fue desarrollado por el grupo de alumnos que está cursando el módulo II, los martes a las 18:00 hs. Coordinadora: Mónica Diserio.

*Nota de la escuela: es un análisis enfocado exclusivamente en la unión de casas y signos, por cúspides. La construcción de este cimiento es el paso previo a la interpretación de planetas y sus aspectos, facilitándose así notablemente el aprendizaje de uno de los temas más complejos de la Astrología. Además, se solicita un análisis objetivo de características, cualidades y posibilidades, tratando de dejar de lado las apreciaciones personales sobre la persona en cuestión.

Rádix: Feb 19, 1953. 12:15:00 PM ADT. La Plata, Argentina. 057W57'00" 34S55'00". Ascendente a 11 30' de Tauro.

Cúspides de Casas Placidus: 1st 11°Ta30' 7th 11°Sc30', 2nd 10°Ge43' 8th 10°Sa43', 3rd 13°Ca15' 9th 13°Cp15', 4th 17°Le38' 10th 17°Aq38', 5th 20°Vi11' 11th 20°Pi11', 6th 18°Li09' 12th 18°Ar09'

Breve reseña
Cristina Fernández de Kirchner, hija de Eduardo Fernández y de Ofelia Wilhelm, descendiente de españoles por su padre y de alemanes por su madre, corresponde a un Sol en Piscis, Luna y Ascendente en Tauro. Del conteo de Cruces y Elementos surge que pertenece a la Cruz Cardinal de Tierra, modalidad Capricornio. Tiene claramente un énfasis de cardinalidad (7 en un conteo total de 14), pero un empate en los Elementos, que finalmente inclinamos hacia la Tierra , luego de ver la ubicación de Sol, Luna, Regente del Ascendente y Ascendente. Lo antes expuesto nos indicaría a primera vista que se trata de una persona sumamente activa, de empuje, de hacer dinámico, de proyectos, aunque, por tener tan destacada la Cruz Cardinal (de movimiento muy activo y extravertido) podría tener problemas con los vínculos sociales y familiares. El aprendizaje pasa por aprender a aceptar a los otros y sus diferencias. Por su modalidad Capricornio puede ser conservadora en el pensamiento, pero estaría ansiosa por tomar la iniciativa en el plano físico. Su máscara taurina, determinada por su Ascendente, puede mostrar a una persona tranquila, controlada, profunda en el análisis, aunque no muy inclinada a mostrar sus emociones. A la máscara que construye el ascendente sumamos Acuario en el Medio Cielo, con un marcado discurso orientado hacia el bien común. Su Luna en Tauro se encuentra en la fase de cuarto creciente, lo que indica que su percepción en cuanto a la relaciones de sus padres es de choque continuo entre los mismos.

CASA I, CUSPIDE EN TAURO. "El Sembrador". Casa Angular, análoga a Aries.
Su contenido: La individualidad. El Ser. Quiénes somos y cómo nos enfrentamos con la vida.
Regente: Venus, en Casa XII, en Aries

Angular, análoga a Aries. Su contenido: La individualidad. El Ser. Quiénes somos y cómo nos enfrentamos con la vida. Regente: Venus, en Casa XII, en Aries

*Nota de la escuela: en este nivel los alumnos aún no abordaron la alta complejidad del Ascendente ni su Matriz. Por lo tanto, el análisis de la Casa I se refiere tan sólo a su relación con el signo de Tauro. Con respecto a los planetas, tan sólo mencionan su posición, sin analizarlo.

Aquí comienza el camino, todo es pura potencialidad, mucha energía y nada de forma. Llegar a la vida con Tauro ascendiendo, es vibrar con intensa energía, mientras uno se siente firmemente plantado sobre la tierra. Permitirse con total tranquilidad, contemplar la belleza de la naturaleza, oír el canto de las aves, el sonido del agua corriendo en el arroyo. Envolverse en el aroma de las flores que flota en el ambiente, y gozar esta manera de vivir en plenitud a través de cada uno de los sentidos. Puede que la veamos enfrentar la vida de manera más lenta que Aries, por ejemplo, pero Si es que introyecta esta energía, Tauro le otorgará constancia y le evitará precipitarse ante determinadas circunstancias. Tenderá a planificar y trabajar de manera sistemática en sus objetivos. Deberá, eso sí, evitar aferrarse demasiado tiempo a cada experiencia, ya que su necesidad de seguridad puede dejarla anclada por hábito o comodidad. También pueden surgir el ocio y el apego excesivo. Buscará seguridad material, estabilidad económica y luchará para sostener aquello que haya conseguido con su esfuerzo. En lo emocional, la veremos romántica y apasionada. También puede que sea posesiva y celosa con los seres que ama. Estas personas, regidas por Venus, necesitan el halago para sentirse seguras; las demostraciones afectivas aumentarán su autoestima. Venus es un arquetipo que la orientará hacia la belleza, la seducción y el refinamiento.

CASA II, CUSPIDE EN GEMINIS: "El Suelo". Casa Sucedente, análoga a Tauro.
Su contenido: Valores (externos e internos), posesiones y dinero. Nuestra escala de valores. La propia sexualidad.
Regente: Mercurio, en Casa X, en Piscis.
Géminis en la cúspide de la Casa II nos indica que podría ganar dinero de diferentes formas, aunque probablemente no sea esto lo que mayor seguridad le ofrezca, ya que no la buscaría en lo material. Es muy probable que busque seguridad desde lo intelectual, pero sin trazar objetivos a largo plazo. La rapidez mental, el ingenio, la capacidad de encontrar y conjugar diferentes criterios serían herramientas a su alcance para lograr hacer buenos negocios. En este sentido, y debido a su gran capacidad investigativa, curiosidad y versatilidad, tal vez intente varias opciones a la vez, pero es posible que la duda haga que no llegue a concretar ninguna. El proceso es tan importante como el resultado, porque le permitiría expresar sus ideas. Sus propios valores tenderían a ser flexibles, ya que odia ser encasillada. La comunicación fluida sería uno de ellos. Su escala de valores siempre estará sujeta a cambios, ya que Géminis no es dogmático. En relación a la propia sexualidad sería del tipo explorador, rompiendo estructuras que sienta que la limitan. En la búsqueda constante de nuevas opciones y sensaciones, quizás muestre su dificultad para encontrar su satisfacción, propia de Géminis.

CASA III, CUSPIDE EN CANCER: "La Semilla". Casa Cadente, análoga a Géminis.
Su contenido: Mente concreta (hemisferio cerebral izquierdo). Hermanos, primos y vecinos. Viajes cortos. Estudios primarios.
Regente: La Luna, en Casa I, en Tauro.
Al estar la Luna se encuentra en la Casa I , todos los contenidos de la Casa IV se verán amplificados y tendrán gran influencia. En este caso se podría decir que se inclina a mantenerse muy unida a la madre. La Luna le brinda una gran inteligencia emocional y el saber instintivamente lo que tiene que hacer de acuerdo a las situaciones que se presenten. Cáncer es el indicador del tipo de cristales que usa CFK para ver el mundo que la rodea. En este sentido, el mundo se asemeja a una aldea, donde todo lo que está dentro es bueno y conocido y lo de afuera es malo y desconocido. Cáncer en esta Casa se maneja en forma de clan y siempre que pueda va a tener a sus familiares y personas de confianza bien cerca. Elegirá o excluirá mentalmente aquello que emocionalmente la movilice. Será lenta; su inteligencia emocional puede llevarla a tomar decisiones correctas si es que confía en ella. Podría ser sumamente imaginativa y fantasiosa, por lo que el desarrollo del pensamiento analógico la ayudaría mucho. También puede funcionar ciclotímicamente, entonces todo dependerá del "momento" en que se encuentre. La forma en que se vinculará con los hermanos, primos, parientes, etc., será afectiva, protectora, nutricia, y quizás establezca relaciones simbióticas. Puede llegar a ser manipuladora para asegurarse la proximidad de los mismos. Si se encuentra cómoda y logra salir de su caparazón, en la relación con su hermana puede ser muy afectuosa y lograr intimidad. En este caso sería una relación de retroalimentación. Si estuviera transitando la vía húmeda emplearía su energía en ayudar a los demás. Aliviaría el dolor de los otros, sería más comprensiva, tolerante y conciliadora. Cuando algo le interesa puede recordar las palabras exactas, gestos y hasta tonos de voz de la persona que habla. En las primeras experiencias escolares, habrá necesitado de un espacio afectivo y maternal que reproduzca su ambiente familiar. Su escuela podría haber sido su segundo hogar, buscando una relación maternal con su maestra, y creando con ella fuertes lazos afectivos. De lo contrario su aprendizaje sería difícil. No le gusta sentirse evaluada y por eso no se sentirá cómoda en situaciones de examen. La forma de de comunicación será siempre no lineal; podrá intuir rápidamente los pensamientos y sentimientos de los demás y manipularlos según mejor le plazca. Su comunicación no será en forma directa ni abierta. Transitando por la vía seca, se asemejara más a un monólogo que un diálogo. Los viajes cortos los hará preferentemente a lugares conocidos, y acompañada por sus vínculos, ya que detesta la soledad. Probablemente gran parte de su valija esté ocupada con cosas que la hagan sentir "en casa".

CASA IV, CUSPIDE EN LEO: "La Raíz". Casa Angular, análoga a Cáncer.
Su contenido: Hogar de origen: mandatos, costumbres y tradiciones. País natal. La madre o el padre
Regente: El Sol, en Casa X, en Piscis.
"Hay un león en casa", sería la frase, que nos mostraría claramente la situación familiar de origen. En estos casos, suele vivirse al padre como un ser poderoso y autoritario, aunque para Cristina Fernández, en particular, la autoridad ha sido representada por su madre, que en este caso sería un ser a veces algo intimidante. Al igual que Cristina Fernández, las personas con este emplazamiento , suelen vivir dentro de familias con una organización monárquica, es decir que hay un rey/reina que dirige al resto de los miembros. Probablemente, durante la infancia , vivió una atmósfera donde fue muy exigida, y necesitó frecuentemente reconocimiento y aprobación de su entorno más próximo. Generalmente, los hijos de este tipo de conformaciones familiares se convierten en "el príncipe heredero" o en el "ultimo orejón del tarro", situación que quizá repita a lo largo de su vida frente a situaciones donde esté en juego la autoridad. En cuanto al tipo de hogar que ella construya ya de adulta, seguramente sería un ámbito donde logre manifestar su autoridad e influencia, en caso de haber sido la "princesa heredera". Le agrada sentirse halagada y apreciada, y podría concretar sus logros a través de ejercitar su energía creativa, ayudando y alentando con su vitalidad. Quizás su orgullo le impida tener una buena receptividad. Tiende a aceptar "el régimen" familiar, pero necesita diferenciarse y regirse de acuerdo a sus propios valores. Para ella es probable que sea más importante, y la enorgullezca, lo logrado en el mundo exterior, porque posiblemente sienta que esto le da prestigio, y le permita ser admirada por otros.

CASA V, CUSPIDE EN VIRGO: "La Germinación". Casa Sucedente, análoga a Leo.
Su contenido: Hijos, amantes y romances. Juego (por azar y actividad lúdica en general). Arte, creatividad y placeres. El Niño interior.
Regente: Kirón, en Casa IX, en Capricornio
Virgo en este emplazamiento se manifestaría con los hijos a través de una visión crítica, exigiéndoles quizás metas perfeccionistas. Su niño interno sería ordenado, pulcro, disciplinado y detallista. En desequilibrio podría obsesionarse con "sus obras", y con sus hijos, teniendo quizás poca inclinación a comprenderlos desde el plano emocional. También mostraría su afecto por ellos de manera poco espontánea. Es probable que su manera de entablar romances carezca también de espontaneidad y soltura, propiciando siempre situaciones de sexo controlado y seguro. Se vincularía de una forma más selectiva, desde lo práctico, compartiendo puntos de vista y sin involucrarse profundamente desde lo afectivo. Tendencia a ser poco efusiva. Virgo en la cúspide de la Casa V nos muestra una especial habilidad para lo manual, con una manera o estilo de realización que prioriza el detalle. Si hiciera algo artístico podría inclinarse por el arte figurativo. Podría gustarle como entretenimiento coleccionar alguna clase de objetos o armar complicados rompecabezas.

CASA VI, CUSPIDE EN LIBRA: "La Espiga". Casa Cadente, análoga a Virgo.
Su contenido: Salud y enfermedad. El trabajo (lugar y modo); empleados a cargo o nosotros como empleados. Animales domésticos.
Regente: Venus, en Casa XII, en Aries. Esta Casa es la última del hemisferio inferior, y por su calidad de Cadente (aprendizaje), cobra una dimensión aún más importante, ya que para acceder a un aprendizaje más facilitado en el hemisferio superior (colectivo), debemos pasar previamente por un período de decantación, depuración y limpieza, que es lo que realizaremos en esta área. De lo contrario, desembocaremos en el mecanismo de proyección, propio de la Casa VII , sin ser conscientes de ello. Por tener a Libra en la Casa VI tiende a comportarse diplomáticamente en el ámbito laboral, evaluando mucho cada situación antes de determinar una acción; tratará siempre de transitar por el camino del medio. Intentará relacionarse de manera armoniosa con lo cotidiano, y probablemente posea hábitos refinados. Es muy probable que por su actitud conciliadora alcance popularidad entre sus pares. Podría ser sofisticada, muy ocupada por las formas externas, estéticamente muy prolija, complaciéndose en cultivar y afinar sus talentos, habilidades y capacidades, ya que no le bastará con hacer su trabajo, sino que también debe hacerlo bellamente. Necesita contar con un ambiente laboral armonioso, aunque a veces su excesivo sentido de la perfección puede llevarla a provocar antagonismos. Puede que se sienta atraída por ocupaciones relacionadas con las artes plásticas, teatrales, ornamentales, o que tenga inclinación hacia el área de la justicia. En cuanto a la salud será muy cuidadosa de todos los aspectos que a ella le competen, manteniendo una relación armoniosa con su cuerpo. Si se presentan problemas de salud pueden ser por exceso de complacencia, por depender de convencionalismos y pautas externas, o algún desequilibrio causado por la indecisión. Quizá deba controlar el buen funcionamiento de sus riñones. Si tiene mascotas serán las más coquetas, y estará atenta a sus cuidados y belleza.

CASA VII, CUSPIDE EN ESCORPIO: "La Cosecha". Casa Angular, análoga a Libra.
Su contenido: Pareja y socios. Enemigos declarados. Tribunales inferiores.
Regente: Plutón, en Casa IV, en Leo.
Escorpio en la cúspide de Casa VII, nos muestra en principio un tipo de relación marcada por emociones fuertes e intensas propias del signo. Es posible que este emplazamiento la obligue a mirar hacia adentro en busca de motivaciones ocultas. Los celos y la posesividad podrían formar parte de muchos de sus problemas de relación, aunque por estar en el Descendente no tendría conciencia. Podría llegar a compartir con su pareja una gran intensidad emocional que llegaría a ser muy destructiva. Relacionando en este caso a Aries en la Casa XII, que nos muestra a un progenitor – en este caso su madre–, iracundo, impaciente, intolerante y competitivo, con actitudes violentas, y a Leo en la Casa IV, que nos habla de una persona que tuvo que vivir en una familia de organización monárquica, con una figura paterna o materna de fuerte poder, podríamos deducir que buscaría en su pareja repetir aquel esquema familiar del que hacemos referencia. Sus enemigos declarados también podrían ser sumamente peligrosos, llegando a ser, en muchos de los casos, proyecciones de sus figuras parentales. En las causas judiciales en las que interviniera podría declararse una intensa lucha de poderes, en todos los casos de gran complejidad, donde posiblemente planificará su estrategia al detalle, ocultando sus sentimientos para que no se sepa que es lo que piensa, y así poder llegar a triunfar.

CASA VIII, CUSPIDE EN SAGITARIO: "La Molienda". Casa Sucedente, análoga a Escorpio.
Su contenido: La sexualidad. Herencias. El dinero que compartimos con los otros. Los valores de los otros. Crisis y cambios. Muerte y
ocultismo. El inconsciente. La cloaca del mandala.
Regente: Júpiter, en Casa I, en Tauro.
Júpiter se encuentra en Tauro en Casa I y quizás todo aquello que inicie sea con confianza y de forma expansiva. El idealismo que caracteriza a Sagitario quizás la lleve a un dogmatismo en su sistema de valores, creyendo que aquello que piensa es lo mejor para ella y los demás, ejerciendo el poder de una manera despótica. Puede llegar a ser impaciente si se encuentra con límites impuestos y no puede hacer su voluntad, tanto en el aspecto financiero como con el dinero de los demás. Pareciera que el optimismo y sus altas expectativas la favorecen para beneficiarse en empresas que tengan que ver con el dinero. Podría poseer una capacidad natural para los negocios. Como es un signo de Fuego será más sexual que sensual, pudiéndose dejar llevar por sus pasiones en esta Casa análoga al Agua. La unión con el otro posiblemente será muy apasionada, impulsiva pero no avasallante. Lo que tendrá que trabajar, será dejar morir la tendencia al fanatismo o dogmatismo, y el creerse siempre dueña de la verdad. Posiblemente le cueste dejar morir las antiguas concepciones que tiene de sí misma y quede fijada en ellas. Si es así puede que quede desvitalizada o deprimida, caso contrario, puede llegar a tener confianza y fe para enfrentar su propia oscuridad. Posiblemente niegue ser egocéntrica y narcisista, y deba aprender a guardar silencio ya que puede causar daño con sus palabras cargadas de emoción. Como la Casa VIII es la Casa de la muerte, y en encuentra en el hemisferio Superior, relacionado con lo colectivo y la incorporación DEL OTRO, es en esta área donde se tiene que producir la muerte de los distintos yoes dando lugar a una nueva conciencia del Ser. Estos procesos de muerte y cambio se darán con las características del Fuego: serán procesos rápidos y violentos. La forma de acercarse a temas ocultos o religiosos será a todo o nada, apasionada y comprometida.

CASA IX, CUSPIDE EN CAPRICORNIO: "El amasar". Casa Cadente, análoga a Sagitario.
Su contenido: Viajes largos. Estudios terciarios. Parientes políticos. Religión y creencias (la forma de ver a Dios). Filosofía de vida. Altos tribunales.
Regente: Saturno, en Casa VI, en Libra.
Los viajes serán muy organizados, los planeará con gran detalle; deberá tener un claro objetivo y rendir su fruto. En relación a la religión, sería ortodoxa, vería a Dios como al Padre supremo, como un juez severo y rígido, que predica "cosecharás tu siembra". Cree que hay leyes y reglas que no se pueden transgredir, y de hacerlo sería castigada. Se pondría metas autoexigentes, que implican el máximo esfuerzo, orientadas hacia lo social. Sería confiable y responsable con cualquier estudio que le posibilite ganar dinero. La ambición como motor para superarse y la perseverancia propias del signo le darían, en cualquier estudio que emprendiera, las herramientas necesarias para alcanzar su meta, recorriendo seguramente un camino intenso, solitario, quizás sacrificado, que manifestaría su necesidad de perfección. Su filosofía de vida es orden y esfuerzo. La disciplina y los límites son cruciales. Hace lo que hay que hacer para lograr sus objetivos y no se frustra fácilmente. No le gusta innovar si no lo ha evaluado lo suficiente, sobre todo si por lo hecho obtiene resultados a su entender satisfactorios. Podría ser que en su relación con parientes políticos se mostrase exigente y pusiera cierta distancia. Si tuviera que concurrir a los tribunales, lo haría con todo estudiado y calculado para garantizar el éxito. No existe la posibilidad de improvisación.

CASA X, CUSPIDE EN ACUARIO: "La Cocción". Casa Angular, análoga a Capricornio.
Su contenido: Profesión y Status. La madre o el padre. Ambiciones, metas y logros concretos.
Regente: Urano, en Casa III, en Cáncer.
Como está el Sol , en Piscis, seguramente busque ser reconocida y respetada por los demás a través de su trabajo y su profesión. Sus metas profesionales tendrán muchas veces mayor preponderancia que otros aspectos de su vida. Acuario en Casa X está asociado a una tarea colectiva. En este caso, desde su posición como profesional podría desarrollar una red vinculante, solidaria, tratando de ayudar a los demás. A las mujeres la ambición puede llevarlas a atrasar sus planes de maternidad, o llevar una maternidad supeditada al logro sus metas y objetivos profesionales. Sumamente idealista, en sus ambiciones en busca de logros puede llegar a enfrentar todas las pautas y a todos los impedimentos con tal de llegar a la meta, muchas veces ocasionándole aislamiento. Buscando la perfección de su cosmovisión, probablemente quiera ampliar continuamente su horizonte, en busca de nuevas realidades. Si bien tiene conciencia de red y de la importancia de cada individuo en ella (característica acuariana), al ser capaz de acceder a otras realidades, quizás llegue a ser un poco soberbia y hasta despectiva aún con figuras de autoridad. A la vista de otros puede parecer excéntrica, cosa que sería de su agrado, mostrando así que ella no pertenece "al rebaño" y que se destaca del mismo. Si no accede prontamente a sus metas y logros concretos puede llegar a sentir desesperación y frustración.

CASA XI, CUSPIDE EN PISCIS: "Tender la mesa". Casa Sucedente, análoga a Acuario.
Su contenido: Actividades conjuntas. Amigos (hermanos de camino) y grupos. Propósito común. Visión de futuro y proyectos.
Regente: Neptuno, en Casa VI, en Libra.
Pertenece al cuarto y último cuadrante (Trascendental); es Sucedente, es decir que fija y da forma a la energía activa y de inicio de la Casa anterior, y expresa la necesidad de asegurar la experiencia. Puede tener gran importancia aquí la seguridad que sienta al vincularse con sus amistades, grupos y todo tipo de relaciones sociales, ya que necesitaría establecer lazos incondicionales debido a su tendencia simbiótica. Sus amistades podrían ser personas sensibles, que llegan a ella por su necesidad de ser escuchadas, apelando a su comprensión, pero a veces inconstantes debido a su gran emotividad (acentuada aún más por su Sol en Piscis), que puede llegar a confundirla o enfermarla por sumergirse en las emociones propias y ajenas. Podría atraer a personas que estén vinculadas con el campo psíquico o esotérico, o a grupos teatrales o artísticos. Tendría gran sensibilidad a lo que dicen de ella y llegaría a la desilusión ante cualquier desaire. Es posible que sea capaz de manipular sutilmente a sus amigos. Piscis en XI tiene cualidades que le permitirían defender las causas de los desvalidos, sintiendo sus desventajas como propias, pudiendo liderar organizaciones que estén al servicio de estas causas.

CASA XII, CUSPIDE EN ARIES: "La Cena". Casa Cadente, análoga a Piscis.
Su contenido: Enemigos ocultos. Karma. Inconsciente colectivo. Ancestros. Bibliotecas, cárceles, hospitales e instituciones.
Regente: Marte (en Casa XI en Aries).
La ubicación de Aries en la Casa XII da lugar a que se desarrolle y despliegue el llamado "Mito Ariano", orientado generalmente hacia el padre, pero que puede orientarse también, como en este caso, hacia la rama materna.Hablamos de un ámbito donde la ira, la impaciencia, la intolerancia y la competitividad forman el nudo kármico. En este caso en particular, podríamos encontrar a una mujer amazónica, exitosa y triunfadora, que buscaría también hombres machistas, violentos y fuertes para sentirse como en casa. Es posible que uno de sus enemigos ocultos sea su impulsividad y que tenga poco registro del entorno, como así también situaciones donde se desencadene su ira, sea esta expresada abiertamente o no. Por debajo de un nivel conciente podría percibir al mundo como un campo de batalla, y tomando como base el hecho de que Aries tiene poco registro del entorno, podría actuar de manera impulsiva, no tolerando fácilmente flaquezas de sus colaboradores. Basados en el concepto que la Casa XII podría ser "la propia salvación o la propia perdición" y con el emplazamiento del signo de Aries en ella, podría ser que el egoísmo, la impulsividad o la temeridad hayan sido un problema en el pasado, y la repetición de semejante comportamiento podría ser causa de problemas en la vida presente. En este sentido, quizás si no puede purgar Karma, el emplazamiento de Aries en XII la puede llevar a desmoronarse, y a tener la necesidad de períodos de reclusión y apartamiento de la vida, para reestablecer el equilibrio físico y psicológico. Siendo que esta Casa implica un sacrificio y una lección de humildad, es claro que todo Aries en XII debería abandonar la impulsividad y el egocentrismo.