Análisis de un Yod en la carta natal de una mujer.

Este trabajo fue desarrollado por el grupo de alumnos que está cursando el Módulo III, los miércoles a las 10 horas. Coordinador: Sebastián D. Spinelli *Nota de la escuela: como trabajo práctico, se les indicó el análisis de un Yod, en una hipotética Carta, especificando únicamente el sexo (femenino). Implementamos una práctica constante, ya que sabemos que la correcta interpretación de aspectos, y sobretodo de configuraciones, es uno de los temas que más dificultades presenta.

Definición de YOD
Esta configuración está compuesta por dos quincuncios – aspectos de 150° – ubicados en elementos que no tienen afinidad, y un sextil – aspecto de 60°–, ubicado en elementos afines. El planeta que recibe los dos quincuncios es el que soporta la mayor tensión del Yod, y es denominado Apex. A esta configuración se la conoce también como "dedo de Dios". Nos dice acerca de una tendencia a que la vida transcurra dentro de ciertos moldes determinados, durante un lapso de tiempo, para luego girar hacia una nueva dirección en la que se abandonarán algunas de las actitudes pautadas, modificándose las circunstancias anteriormente establecidas. La energía potencial del sextil ayudará en el proceso de adaptación a los cambios que se desencadenarán sobretodo en la Casa del planeta focal o ápex, funcionando como un posible amortiguador de las tensiones provocadas.

Imagen del Yod de la mujer

Análisis de los elementos constitutivos del Yod

Sol en Libra en Casa X
Los contenidos de l a Casa X, naturalmente asociada al signo de Capricornio, indican la manera en que tendemos a comportarnos en público, la imagen de nosotros mismos que queremos presentarle al mundo y la forma en que deseamos ser vistos por los otros. "La tipografía social", según Liz Green. En esta Casa encontramos también las cualidades por las cuales pretendemos ser admirados y respetados, y está asociada a la profesión, el status y la ambición. A través de la mediación y concientización de los Signos y Planetas que aquí se encuentren podremos, en el mejor de los casos, alcanzar logros, honores y reconocimiento. Desde el recorrido por la Vía Seca, probablemente, esta mujer manifieste su Sol en Libra en Casa X, con la tendencia, dentro de su ámbito profesional, a volcarse más hacia las formas que a los contenidos. Le dará, por ejemplo, mucha importancia a la estética y a su propia apariencia, cuidando su manera de vestirse y de presentarse ante los demás, prestando mucha atención hasta al más mínimo detalle de su aspecto externo. Se vinculará también con extrema cortesía, tacto y diplomacia, buscando de esta manera obtener reconocimiento social y admiración. Podemos deducir que tanto esmero puesto al cuidado de las formas y las apariencias oculta un miedo profundo e inconsciente a cualquier señal de desbordes emocionales, además de dificultades para comunicar sentimientos y sensaciones, desarrollándose así una tendencia hacia la hipocresía, la frialdad y la crítica. Posiblemente pueda desenvolverse con mucha comodidad y soltura en el mundo de las leyes y las relaciones públicas, pero los climas conflictivos podrían provocarle un stress agudo. El Sol, como planeta Apex del Yod, en Casa X, denota mucha fuerza de voluntad, sentido de autoridad, capacidad de liderazgo y el profundo anhelo de ser debidamente reconocida, apreciada y valorada por sus logros.

Venus en Tauro en Casa V
En la Casa V se consolida la confianza, se despliega la potencialidad del ser y el ego se afirma. Sus contenidos son hijos, amantes, romances, juegos de azar y actividades lúdicas en general, arte, creatividad y placeres. Analizando el YOD encontramos a Venus en la Casa V, en regencia en el Signo de Tauro. Presuponemos una mujer muy sensual y sensorial, que puede disfrutar mucho de todo lo que estimule sus sentidos (perfumes, sabores, sensaciones táctiles, etc.) También podría estar especialmente dotada para el arte, brindándole muchísimo placer el trabajo con sus manos, a través de la cerámica u otras actividades similares. Esta Venus de Tierra taurina necesita ser complacida en el terreno de la sexualidad de manera lenta y gradual, y podría buscar satisfacer con diferentes amantes su alto nivel de erotismo y sensualidad. Como analizaremos más adelante, esta actitud, podría generarle un gran conflicto interno respecto a su Sol en Libra muy acostumbrado a guardar las apariencias. Venus, al ser también regente de este Signo, funciona como el dispositor del Sol en Casa X.

Quincuncio Sol Venus
Comenzamos a encontrar el primer inconveniente en el quincuncio menguante entre el Sol y Venus (denominado también quincuncio de la muerte), ya que este emplazamiento pujará para que esta mujer concrete, defina y satisfaga sus necesidades y deseos más profundos, produciendo crisis que requerirán un despojamiento paulatino de las formas y las apariencias librianas, gracias a una profunda integración de la sensualidad venusina. Este aspecto también podría provocarle un gran conflicto interno, entre su deseo de tener hijos y disfrutar de ellos, vs. la tendencia natural que tendrá para destacarse, liderar proyectos y brillar en puestos destacados en el ámbito laboral, (Sol en Libra en Casa X). Otra tensión que podría darse es la natural exposición que tiene un Sol en X, más la auto exigencia de proyectar la propia imagen con atributos adecuados, correctos y moderados, tendiendo a no generar conflictos visibles por otros, versus su posible deseo de experimentar aventuras con diferentes amantes. El Sol en Libra le podría generar una marcada tendencia a tener en cuenta los deseos y necesidades de los otros en el ámbito social, en desmedro de su deseo/necesidad de contar con un espacio íntimo de expresión individual, como por ejemplo el contacto con el arte, o bien el poder disfrutar de algún hobby que le de placer y distracción. (Venus en Casa V).

Mercurio en Piscis en Casa III
En la Casa III comienza a desplegarse nuestra mente, además de nuestra capacidad de aprender y de vincularnos. Aprendemos un lenguaje para poder acceder al mundo de los símbolos, de las ideas y los conceptos. Es a través de este lenguaje adquirido que la mente puede "liberarse" del cuerpo. Dentro de sus contenidos encontramos: hermanos, primos, vecinos, viajes cortos, estudios primarios y secundarios, mente concreta y nuestro entorno más cercano. Analizando el YOD podemos interpretar que esta mujer con Mercurio en Piscis en Casa III, posiblemente sufra problemas de comunicación en el área laboral, ya que la Casa VI (trabajo y salud), al tener cúspide en Géminis está regida por Mercurio. Mercurio en Piscis en Casa III podría, por ejemplo, hacerle pasar malos momentos a la hora de hablar en público, o cuando se encuentre realizando alguna presentación relacionada con su trabajo, lo cual podría desestabilizar a su Sol en Libra en X tan equilibrado, formal y diplomático. Podemos imaginar que ella necesitará, justamente, aprender a transitar por este tipo de experiencias, ya que de lo contrario podrían desencadenarse serios problemas de salud (Casa VI) por el extremo nivel de stress al que puede verse expuesto alguien que pone tantas energías en preservar la imagen externa de sí misma, a toda hora y en todo lugar. Será sumamente importante que registre estas situaciones y pueda reflexionar sobre estos acontecimientos tan perturbadores y desestabilizantes, ya que podrían ser el punto de partida hacia una vida más plena, apasionada y auténtica. También podría llegar a tener problemas de comunicación con sus hermanos y entorno más cercano; o bien tener hermanos que puedan sufrir de algún tipo de adicciones, ya sea con drogas o con bebidas alcohólicas. Estas situaciones le podrían generar muchas dificultades a su Sol en Libra, que, como ya dijimos, guarda las formas y apariencias por sobre todas las cosas. Además, Mercurio en esta posición, sometido a los sistemas tradicionales de enseñanza en las escuelas, nos lleva a suponer que en su etapa escolar, podría haber sufrido muchos problemas con el pensamiento lógico y lineal, con la posibilidad, además, de estar confundida y desorientada a la hora de dar algún examen oral.

Marte en Piscis en Casa III
Con Marte en Piscis en Casa III podríamos hablar de una mujer que para alcanzar sus objetivos, lo hará sin confrontar y sin ser agresiva, avanzando y retrocediendo cuantas veces sean necesarias hasta lograr la meta propuesta. Al estar en esta Casa es posible que cuando tenga discusiones y confrontaciones con sus hermanos y/o con su entorno más cercano, tendrá muchos problemas para mostrase enojada, impidiéndole poder defenderse adecuadamente, en este tipo de situaciones. También Marte en Piscis en Casa III podría representar todos los movimientos de aguas posibles, y podría, por ejemplo, salir a la búsqueda de sus metas de manera abrumadora y confusa, o bien mostrarse demasiado pasiva y serena, perdiendo oportunidades de conquistar y luchar por lo que quiere… o cualquier matiz intermedio. El desafío para esta mujer será aprender a confiar y a conectarse con sus sensaciones más profundas para poder acceder a los registros subliminales piscianos, que le indicarán el momento más oportuno para actuar. Mercurio conjunción Marte. Esta conjunción, en cualquier signo y Casa, es un indicador de un intelecto penetrante y agudo, un vocabulario certero, y hasta de una persona muy mental y verbalmente agresiva. Pero, la conjunción Mercurio Marte bajo el Signo de Piscis, le brinda la posibilidad –si la resuelve– de tener un muy buen olfato para poder captar todo tipo de climas y la sensibilidad para encontrar el momento más oportuno para expresarse adecuada y enfáticamente en los diferentes escenarios de la vida. Por la posición del Sol, que está atento en cuidar las formas y las apariencias, posiblemente no será ella misma quien se muestre agresiva y penetrante, sino que provocará que los demás quienes discutan con ella, proyectando de esta manera su propio nivel de agresividad.

Sextil Mercurio – Venus
El Sextil es un aspecto fluido en el que los planetas que lo conforman se hallan a 60° de distancia y en elementos afines. En este caso particular, Agua – Tierra. Las cualidades comunicativas de Mercurio en Piscis en la Casa III son difíciles de extraer en principio para la mujer con este emplazamiento, porque se basan en la actividad del hemisferio cerebral derecho, dando lugar entonces a formas de comunicación simbólicas, especialmente dificultosas de canalizar en el contexto Occidental. Aquí va a colaborar el Sextil con Venus en Tauro en la Casa V , que con su facilidad para las manifestaciones artísticas de toda índole seguramente le enseñará a Mercurio, retroalimentándose ambos en el Sextil, a capturar el simbolismo inherente a cualquier expresión artística. De este modo, Venus en Tauro en Casa V también se ve beneficiada por la capacidad de captar corrientes subliminales colectivas de comunicación, propias de Mercurio en Piscis; una vez captadas podrá plasmarlas bajo la forma de alguna expresión artística. Esta sería la dinámica de este Sextil. Mercurio en Piscis en Casa III capta, y Venus en Tauro en Casa V plasma, es decir representa el mensaje bajo la forma de una obra de arte. De allí la importancia de sugerirle la práctica de alguna disciplina artística.

Sextil Marte – Venus
Venus en Tauro en Casa V le permite a Marte en Piscis en Casa III, nuevamente, "encarnar" el Agua a través del cuerpo, dándole forma y por sobre todo contención. El trabajo con el cuerpo facilitará la canalización del registro subliminal pisciano que dice: "Ahora es el momento de…". A partir de allí Marte podrá acometer en pro del objetivo deseado. En este Sextil Agua – Tierra, y en el contexto más amplio del YOD, la Tierra aporta sensopercepción y el Agua sensibilidad al signo solar (Libra), que carece de ambas características. Además indica que sus energías femeninas y masculinas (su animus), mantienen una estrecha colaboración, "aceitando" la resolución del Yod.