John Lennon, sus hijos y los tránsitos de Júpiter.

Este trabajo ha sido desarrollado y presentado por alumnos del módulo VI, que cursan los jueves a las 18:00 hs.
Coordinadora: Claudia Spett.

Incluimos el rádix de John y su Carta, y los rádix de sus dos hijos, para que los lectores puedan seguir el análisis.

Nuestro trabajo se va a centrar en la observación de Júpiter (que representa al arquetipo del Maestro) en las Cartas de los hijos de John Lennon y qué puntos de la Carta natal de su padre afectaron. Para ampliar la mirada, comenzaremos por el análisis de la casa V de John, área que corresponde, entre otros contenidos, a los hijos. La casa V tiene cúspide en Cáncer, y está ocupada por Kirón, Plutón y el Parte de la Fortuna, todos en Leo

Cáncer en V nos habla de una relación sensible nutricia y protectora con sus hijos, además de una natural retroalimentación en esta área, pero sucede que Kirón allí nos dice de una herida que trae el alma y que impidió por muchos años que la casa V tenga esas características.

Kirón en V muestra al "niño interior" herido, que luego puede convertirse también en una herida en el vínculo con los hijos, y en Leo en una herida en las creaciones. Pero, como siempre, Kirón trae consigo temas de sanación en los mismos contenidos que se muestran dañados.

Recordemos que, así como la Luna nos habla de aspectos de la madre biológica, el Sol y Saturno se refieren al padre biológico.

Continuando con nuestro análisis, Kirón está en cuadratura con Saturno, víctima de la ausencia de una estructura que lo contenga y lo limite, sumado a la figura de un padre herido. Recordemos que John Lennon es abandonado por su padre a los cinco años (jamás lo volvió a ver); y que él mismo abandona a su primer hijo a los cinco años, y que lo asesinan cuando su segundo hijo tiene cinco años (lo "abandona" desencarnando).

La conjunción de Kirón con Plutón, es un aspecto muy doloroso: hay miedo al propio poder y también al poder de los demás. Plutón va a ir a fondo con esa herida haciendo que pulse y se abra como un cráter. Y la oposición de Kirón con la Luna , además de hablar de una madre herida y de un difícil vínculo con ella, nos está mostrando la dificultad para cuidarse y nutrirse a sí mismo.

Otro dato importantísimo, es que cuando Saturno en tránsito, (El Señor del Karma), al entrar a la Casa V , hace conjunción a Kirón por primera vez, es abandonado para siempre por su padre. Y cuando Saturno entra por segunda vez a su Casa V nace Sean, un hijo buscado conscientemente que lo inaugura en la paternidad responsable. Los siguientes análisis tienen el único propósito de posicionarnos, describiendo cómo es visto John desde las Cartas de sus hijos, considerando al Sol y a Saturno.

Julian Lennon tiene al Sol en conjunción con Mercurio en Aries en XII; el Sol tiene, además, un quincuncio con Neptuno y una sesquicuadratura con Urano. Saturno está en Acuario en XI, cuadratura con Neptuno. Estas posiciones nos hablan de un costado comunicador de su padre (Sol conjunción Mercurio), pero el contacto con Neptuno es un indicador de que su padre podría llegar a ser víctima de alguna adicción (drogas, alcohol, personas), fantasioso, artista. Además, el Sol en Casa XII es señal de la imagen de un padre sin estructura, ni forma, ausente, haciéndole sentir que no cuenta con una figura paterna para identificarse. Esto está reforzado por el aspecto tenso del Sol con Neptuno, donde se suele tener una imagen distorsionada, y muy alejada de la realidad del padre, ya sea favorable o desfavorablemente. El aspecto tenso del Sol con Urano también nos habla de un padre frío y discontinuo en su afectividad. Y Saturno en cuadratura con Neptuno nos describe habitualmente a un padre de carácter débil, muy poco dispuesto a adoptar algún tipo de responsabilidad.

Sean Lennon es Sol conjunción Mercurio en Libra en casa III, conjunción Plutón, oposición Júpiter. Saturno está en Leo en XII en cuadratura con Kirón y Urano . También nos habla de un aspecto comunicador del padre (Sol conjunción Mercurio partil), de un padre poderoso, una figura dominante en el hogar, quizás hasta el punto de la intrusión (Sol conjunción Plutón). También está el registro de un padre herido en su estructura más esencial (Saturno cuadratura Kirón), con un costado dogmático, fanático y desmesurado (Sol oposición Júpiter). Por otro lado, Saturno en XII añade una estructura desdibujada, sin forma e intermitente; y en cuadratura con Urano, tendencias a romper con las tradiciones y la autoridad, rebelde y reformista.

Retomando el análisis de la Carta de John, nos planteamos ¿Qué significa incorporar Aries? Aries en el Ascendente significa salir de las sensibles y melancólicas aguas piscianas para abrir paso a la intensidad extrovertida del Fuego. Abrirse caminos solo y confiar en la intuición. Otra tarea indispensable es el enfrentamiento con el padre. La figura del padre es muy importante para el Ascendente en Aries, si es fuerte, colérica e intrusiva mejor, ya que es un estímulo, porque el padre es el primer guerrero con el que se puede topar para aprender a marcar su territorio. (Pero sabemos que no contó con su presencia, ya que este lo abandonó a los 5 años. Entonces este enfrentamiento llegó para John más adelante de la mano de un profesor del colegio que lo fastidiaba, burlaba y castigaba con frecuencia). Cuando no está el padre el individuo puede encontrar esa figura en el afuera (un tutor, un maestro, o cualquier imagen masculina cercana). Para un Sol y Marte en Libra, donde cada paso o decisión pasa por un estudio mental y la consideración del otro, sus hijos varones (Leo en V) le facilitarán –muchas veces de manera inconsciente e involuntaria– el impulso ariano, que no mide las consecuencias con la balanza libriana; ellos pueden ayudarlo a adquirir valor y coraje, a confiar en su espíritu emprendedor y aprender a correr riesgos solo.

Esto es lo que analizaremos a continuación. Julian su primer hijo tiene a Júpiter a 0° de Aries y cae en la Carta de John en su Casa XII: le está trayendo la posibilidad de enfrentarse a sus fantasmas, propios y ancestrales, cortando los lazos atávicos que impiden el crecimiento del Ser (John tiene a Piscis interceptado en XII). El mito familiar de Piscis en Casa XII está conformado por simbiosis, temas edípicos sin resolver y adicciones varias. Este núcleo kármico está orientado hacia la madre, y es matrilineal, pero la mayoría de las veces ni siquiera captan el conflicto, aunque en su fuero íntimo sienten que todo lo femenino los une a la madre y que nada puede reemplazarla. Suele haber temas pendientes con lo espiritual, delirios místicos, mesianismo y mediumnidad. Puede haber alcoholismo y adicciones variadas, ocultas cuidadosamente a la mirada de los demás.

Sean tiene a Júpiter a los 20° de Aries y le cae a John casi partil sobre el Ascendente. Esta posición, le puede generar confianza para percibir un nuevo nacimiento en la Casa relacionada con la identidad, y la posibilidad de encontrar la capacidad de inspirarse y encarar con entusiasmo lo que emprenda. Tarea que para un Sol en Libra, con Marte (regente de la Carta ) en exilio y en conjunción con Neptuno resulta muy difícil.

Tener a Marte en exilio es una de las posiciones más incómoda para este planeta, ya que para accionar necesita del otro, no puede decidir solo, y muchas veces ni siquiera conoce su deseo. Y al mismo tiempo el aspecto tenso con Neptuno lo desdibuja y lo hace dudar de su coraje y de sus fuerzas. Al estudiar tránsitos hemos apreciado que cada hijo representa "un tránsito" en la vida de sus padres; y encontramos que es sumamente significativo el tránsito de Júpiter sobre la Carta de sus padres, en el momento de nacimiento de cada ser. Si consideramos a la evolución como una interminable cadena de responsabilidades y de transmisión de enseñanzas, podemos decir que:

Los hijos vienen a dictarnos cátedra en diferentes áreas de la vida