El sol en la Carta de Nelson Mandela




El siguiente trabajo ha sido presentado por el grupo de estudiantes que cursa el Módulo III, jueves a las 18 horas. Coordinadora : Monique Huste.

BREVE BIOGRAFIA :

Nelson Rolihlahla Mandela nació el 18 de julio de 1918, en Umtata (Sudáfrica). Sus padres fueron Henry Mandela y Nose Keni, ambos de la etnia Xosha. Se trasladó a Johannesburgo para escapar del casamiento arreglado donde trabajó como minero. Allí se encontró con los sindicatos más fuertes del país. Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Fort Hare y luego inició sus estudios de Derecho en la Universidad de Witswatersrand, pero no los terminó allí sino a distancia desde la cárcel. Cuando tenía 23 años consiguió trabajo en un estudio jurídico de Johannesburgo pero no pudo prosperar por las leyes que lo obligaban a trabajar lejos de la ciudad. Poco después se unió al Congreso Nacional Africano (CNA) , una organización que hacía campañas pacíficas contra la discriminación y excesiva explotación que sufrían los negros sudafricanos y otros grupos marginados. En 1943, Nelson Mandela fundó la Liga Juvenil y organizó movilizaciones de protesta contra el sistema de segregación racial denominado apartheid . El gobierno blanco reprimía a sangre y fuego a los manifestantes, por lo que en 1961, después de una marcha pacífica de escolares en Sharpeville que fue brutalmente reprimida, Mandela fundó una organización llamada Umkhonto we Sizwe ("Lanza de la Nación") con la cual pasó a la lucha armada. Pero al año siguiente fue capturado, sometido a juicio y condenado a cadena perpetua . Tenía 46 años cuando fue llevado a la prisión de la isla Robben, frente a Ciudad del Cabo.
En los siguientes años sus seguidores continuaron luchando contra el apartheid dentro y fuera de Sudáfrica. Muchos gobiernos del mundo empezaron a exigir la libertad de Mandela y la abolición de la segregación racial. Winnie Mandela , propagó los ideales de su esposo y lideró muchas movilizaciones que buscaban su libertad. Recién en 1990 el presidente Frederik de Klerk liberó oficialmente a Nelson Mandela , quien ya tenía 71 años. En los siguientes meses ambos líderes negociaron la eliminación del apartheid, que quedó derogado en 1991. Los dos fueron galardonados con el Premio Nobel de la Paz en 1993. En 1994, Mandela fue elegido presidente de Sudáfrica en las primeras elecciones democráticas y universales y gobernó hasta 1999, promoviendo el desarrollo de la economía en beneficio de todos los sectores. Durante su presidencia, se esforzó por reconciliar a los sudafricanos y coadyuvó en el cese de varias guerras del continente, como en Zaire. En la actualidad está retirado de la vida política, pero su opinión es consultada en asuntos importantes de su país.

ANÁLISIS DEL SOL EN LA CARTA

Rx 18 de Julio de 1918, Umtata, Sudáfrica, 2.54 PM

Nuestro trabajo consiste en el análisis del SOL EN CÁNCER EN CASA VIII, y sus aspectos . Debemos aclarar que como hemos llegado a estudiar los planetas de la pirámide caldea hasta Júpiter inclusive, no analizaremos aspectos que incluyan a otros planetas.

CONTEO DE CRUCES Y ELEMENTOS . El conteo de elementos indica 7 planetas en Agua, 4 en Fuego, 3 en Aire y ninguno en Tierra. En las cruces observamos 7 planetas en Cruz Cardinal, 6 en Fija y sólo 1 en Mudable. La consiguiente modalidad canceriana y el subtono en Cáncer refuerzan el predominio del Agua (50%). Observamos también que el subtono del Sol es escorpiano, lo que le daría la capacidad de sostener la muerte y el dolor, de profundizar y transformar la fuerte impronta canceriana . El subtono escorpiano reforzaría la sensibilidad y emocionalidad del agua canceriana, y le añadiría la tenacidad y la capacidad de supervivencia, como así también la posibilidad de desarrollar la virtud de la templanza que manifiesta la indestructibilidad del alma. La pregnancia de la Cruz Cardinal señala una función generadora que imprime una alta dinamia a la rueda zodiacal. Como evidencia de esta energía, señalamos que Mandela fue fundador de varias organizaciones muy importantes como el ANCYL (la rama juvenil del partido ANC que propiciaba la democracia y erradicación del racismo) y Umkonto We Size (la parte armada del mismo partido). La modalidad canceriana añadiría un gran respeto por el pasado que se expresa en el respeto por la historia y en el arraigo en las tradiciones. El signo de Cáncer pone al alma en contacto con su emocionalidad y con la necesidad de elegir las bases sobre las que va a construir su identidad. Mandela pertenecía a la línea sucesoria de su grupo étnico y, antes de que huyera de su hogar hacia Johannesburgo para no tener que casarse con la novia elegida por sus padres, estaba siendo capacitado para actuar como consejero del "jefe" del grupo. En muchas oportunidades se refirió a las historias narradas por los " elder " (ancianos) acerca de los deseos de libertad para su pueblo y cómo estas historias y la manera en que fue criado influyeron en su formación. De acuerdo con el conteo, contaría con suficiente Fuego para accionar con valentía e intuición y para luchar por sus ideales. El Aire le aportaría la capacidad de racionalizar y de ser objetivo para poder encauzar la emocionalidad del Agua. La falta de Tierra (confirmada por la falta de planetas en la Trinidad de la Materia: Casas II, VI y X) quizás le dificultaría el tránsito por los procesos lentos y la concreción de sus ideales. Sin embargo, Virgo en la Cúspide de la Casa X debió llevarlo, de una manera u otra, a conectarse con el elemento Tierra para poder dar frutos. Como hipótesis podríamos plantear que los 27 años de cárcel (período de quietud, latencia y metamorfosis) habrían sido un modo de conectarse con la energía de la Tierra en su modalidad virginiana. Detenerse en el transcurrir del tiempo, de los ciclos de la vida, en la evocación lenta y forzosa de las etapas de la propia vida, pudo haber sido el aprendizaje de la energía de Virgo que le permitiría discernir y alcanzar la posibilidad de convertirse en el líder capaz de crear una nación unificada en el amor al suelo patrio.

FASE LUNAR. Cuarto creciente . El trígono Sol/Luna señala una relación armoniosa entre los luminares. La Luna, en Casa XII en Escorpio, es el dispositor del Sol en Cáncer.

CASA VIII. Casa Sucedente análoga a Escorpio. Contenidos : Muerte, Sexo, Dinero y Valores de los otros, Herencias. En esta Casa debemos revisar los contenidos inconscientes que hemos ido generando a partir de los valores heredados (Casa IV), y que ahora debemos confrontar a partir del encuentro con los valores de los demás. Es una casa de fusión y encuentro con el otro; morir para renacer a una instancia más elevada de la conciencia. Se la llama "la cloaca del mandala" y sus contenidos nos llevan a lo más recóndito de nuestro inconsciente. Los planetas ubicados en esta área y el signo de su cúspide atravesarán múltiples crisis y transformaciones.

CÁNCER . Es un signo de intimidad y sensibilidad que tiende a ser gregario y excluyente por su rechazo de lo desconocido. La energía canceriana, con su tendencia a ser afectivo-dependiente, deberá atreverse a salir del reducto de lo familiar (la dura caparazón del cangrejo) para contactar con la energía de Capricornio, su opuesto complementario, (la cabra solitaria que trepa la montaña) y hacer síntesis con él.

CÁNCER EN VIII: Las crisis inevitables en esta área traerán períodos en los que va a quedarse en carne viva, perdiendo su caparazón, hasta tanto aprenda a no estar en un vínculo de dependencia. En esta Casa VIII debe morir la dependencia afectiva de Cáncer; deberá aprender a cortar los lazos que lo atan y a construir sus relaciones familiares sin depender de ellos. Las personas con energía canceriana pueden ser manipuladoras: pueden enfermarse y/o deprimirse, o adaptarse excesivamente, o también mostrarse ofendidas; todo esto para mantener el grupo de pertenencia sin que nada cambie. Mandela, sin embargo, a través de sucesivas crisis, pudo superar los lazos que lo unían a su grupo étnico para desarrollar la capacidad de vincularse y abrirse a la gran familia humana.

EL SOL. Este planeta se ubica en el punto medio de la pirámide caldea. Simboliza un lugar propio, imposible de compartir, único e irrepetible. Es un principio organizador y dador de vida que expresa las características y atributos esenciales de la individualidad. Mandela fue siempre un líder y fundador de grupos políticos y sociales, difundió ideas de lucha, de democracia incluyente y de diálogo. Estas ideas siempre tuvieron su contraparte fuerte pero fue capaz de inspirar a todos en Sudáfrica con sus ideales y su visión de un país evolucionado.

SOL EN CÁNCER: g eneralizando, el Sol en Cáncer es extremadamente sensible y esta sensibilidad le permite registrar la forma más adecuada para cada circunstancia. Este registro no es mental sino visceral y corresponde al registro de una inteligencia emocional. La vulnerabilidad es una posibilidad para el Sol en Cáncer, pero estaría expresando al hombre inferior, incapaz de enfrentar, tímido, tan aferrado a sus vínculos que puede derivar en una simbiosis que no le permita realizar sus propias elecciones. Cáncer puede ser una energía difícil de expresar para un hombre. La familia es muy importante y también constituir la propia. Podría mostrarse reservado e introvertido, con dificultad para expresar sus emociones, cerrándose ante aquello que sienta como amenaza. Tendería a ser un hombre protector, proveedor y tierno. Por ser hombre, podría tener esta energía en sombra al no sentirse autorizado a transitarla. Probablemente se vería por fuera una apariencia rígida o hermética pero por dentro sería alguien muy sensible, soñador y romántico. En el caso de Mandela, su familia fue importante como parte de su historia personal, pero estuvo apartado de ellos durante largos períodos, y se sabe que tenía relaciones difíciles con algunas de sus hijas por haber elegido la lucha y no la familia. Sin embargo, podríamos afirmar que los vínculos familiares actuaron como una resistente red de sostén durante los largos años de prisión.

Mandela fue siempre un luchador, pero es importante destacar que cuando salió de la cárcel se había convertido en un hombre MUY en contacto con su ternura y sobre todo con una gran empatia con los niños. Actualmente su fundación principal es el Nelson Mandela Children's Fund donde la prioridad filantrópica y social son los niños. Se caracteriza por ser un hombre con ternura, afecto y espíritu protector, además de sus cualidades de paciencia, diálogo y diplomacia.

SOL EN CASA VIII: En esta casa de fusión y transformación, las crisis de identidad sobrevendrán inevitablemente y tendrá que tocar fondo, purgar y limpiar. El dolor será un gran maestro si logra aceptar los sucesivos cambios a los que estará sometido. En esta ubicación, las crisis y el dolor que conllevan actuarán como aliados del Hombre superior, impidiendo que la soberbia característica de la solaridad del hombre inferior se ponga de manifiesto, ya que si lo hiciera se vería desgarrado por conflictos. El camino del héroe solar es solitario, de mucho aprendizaje, pero siempre con el corazón abierto (el chakra cardíaco) para poder recibir y dar al mismo tiempo. La Casa VIII reforzaría el camino del héroe porque lleva a integrar la Sombra. Mandela afirmó en uno de sus discursos; " Nuestro mayor temor no es ser inadecuados. Nuestro mayor temor es saber cuán poderosos somos. Nuestra luz y no nuestra sombra es lo que más nos asusta…. Todos estamos llamados a brillar…… Y, en la medida en que permitimos que nuestra luz brille, inconscientemente permitimos brillar la luz del otro. Cuando nos liberamos de nuestros temores, nuestra sola presencia inevitablemente libera a los demás ".

El dinero y la sexualidad son algunos de los temas de esta Casa. Su aprendizaje estará relacionado con el aprender a aceptar la fusión de su dinero, valores y también de su cuerpo con el de otro, para que haya una evolución transformadora en esta área. Podríamos decir que Mandela se entregó por entero a su causa. Estaba preparado para morir por los valores que defendía, tal como lo afirmó en un discurso famoso al finalizar su juicio: "He luchado por la igualdad y democracia. Es algo que espero poder concretar y vivir. Pero si no es posible es una idea por la cual estoy dispuesto a morir" . Aunque la pena de muerte era previsible, creemos que la condena a cadena perpetua fue providencial en su vida ya que le permitió proseguir la lucha por la conquista de sus ideales. Su tiempo en la cárcel transformó su relación con el dinero (cuando salió era el dinero de todo un país), su cuerpo (los largos años no minaron su energía) y sus valores (que transformaron la lucha armada en diálogo por la paz). Y también que la transformación de este líder innato en un guerrero de la paz abrió el camino para los acontecimientos políticos que permitieron la transformación de un país dividido en una nación unida.

En cuanto a los contenidos de la Casa VIII, podríamos decir que en la relación sexual habría probablemente ternura, emocionalidad y cuidado por la pareja. Con respecto a las herencias podría negociar en buenos términos, pero por su gran susceptibilidad podría ofenderse si siente que alguien pretende algo injusto o sacar partido. Sabría fusionar su dinero con el de los otros y ponerlo al servicio del bien común. Es importante destacar que este Sol rige la Casa IX con cúspide en Leo. Observamos entonces que si no alcanzara su solaridad, le resultaría imposible encontrar el sentido de su vida. Las inevitables crisis de la Casa VIII irían señalando las distintas etapas por las que pasaría en busca de ese sentido.

Con respecto a las crisis de la Casa VIII en relación con su vida personal, sabemos que su primera esposa fue la prima de unos de sus compañeros del primer partido político al que perteneció. Esta mujer era muy lunar, en cuanto se dedicaba casi exclusivamente al cuidado del hogar y de su familia, y no pudo aceptar la enorme dedicación de su esposo a las causas políticas que defendía. Su segunda esposa fue la famosa Winnie Mandela, una mujer extrovertida y con capacidad de liderazgo, que durante los largos años de cautiverio de su esposo, continuó la lucha política a través del brazo armado del partido. La transformación de Mandela de líder guerrero en líder de la paz y la inclusión, llevaron finalmente a la disolución de este matrimonio.

SOL EN CANCER EN CASA VIII. La energía canceriana expresa la parte gregaria del ser humano: familia y seres queridos. La paradoja de la ubicación del Sol en este signo sería que para alcanzar la plenitud de la solaridad, el aprendizaje pasaría por la aceptación de la soledad (sus años de cárcel estarían mostrando esta evolución). La Casa VIII iría disolviendo persistentemente la armadura canceriana: cada vez que quisiera aislarse por temor a ser lastimado, la VIII no se lo permitiría, actuando como un ácido. Pasaría entonces por períodos en los que se quedaría en carne viva hasta que aprenda que los caparazones son transitorios. El Sol en Cáncer tendería a priorizar el mundo de las emociones, lo conocido, su familia, su grupo de pertenencia, su clan, pero por su ubicación en Casa VIII sabemos que las crisis de identidad son inevitables; la forma de accionar de la persona estará relacionada con su nivel de conciencia.

En el caso de Mandela, hijo de uno de los jefes de la etnia Xhosa, aunque sometidos a la colonización inglesa y al sistema político racista del apartheid de los Afrikaners (descendientes holandeses, ya " criollos "), se juega desde el origen la dicotomía entre la tribu (lugar canceriano) y el liderazgo, no sólo de su etnia sino de una nación que integre plenamente a todos sus habitantes. Sugerimos que la idea de " nación " en Mandela es interesante porque para él no está basada en el concepto occidental (lenguaje, normas y prácticas culturales unificadas) sino en la idea de unir lo diverso, lo cual consideramos una vuelta más en la evolución de su sol en Cáncer. El lema propuesto y aceptado por el gobierno de Mandela es "Unión en Diversidad" y existen once idiomas oficiales. La idea es una nación pluralista, heterogénea y respetuosa de las prácticas de todos, no la de forzar la fusión de culturas para que emerja una dominante.

Otro dato interesante para este Sol en Cáncer en VIII es su nombre. Nació Rolihlahla Mandela, que significa "el que sacude la rama del árbol", nombre relacionado con la posición destacada de su padre dentro de su grupo étnico y con el llamado a sucederlo en el futuro. Cuando fue a la primaria, por ser una escuela misionera lo "bautizaron con un nombre cristiano", Nelson (por el almirante inglés). Antes de su encarcelación final, tuvo varios nombres y disfraces para evitar que lo capturaran, y finalmente terminó siendo 466/64, su número de prisionero. Finalmente salió con todos estos nombres y en la inauguración fue Presidente Nelson Rolihlahla Mandela, una fusión interesante. Incluso, durante su presidencia, se negó a ser llamado "Señor Presidente", sino que fue simplemente Maliba (el nombre de su clan) para todos.

ASPECTOS del SOL

Sol en Cáncer en Casa VIII, trígono Luna en Escorpio en Casa XII (creciente, fase V, análoga a Leo)

Sol quincuncio Urano en Acuario en Casa III (creciente, fase VI, análoga a Virgo): no lo analizaremos

Sol cuadratura Rueda de la Fortuna en Leo en Casa V: no lo analizaremos

Luna y Sol en trígono : qué se dan mutuamente. La Luna en Escorpio implica dificultad para abrirse a vínculos íntimos debido a su extrema desconfianza. Por estar en contacto natural con el mundo oscuro, nada de la naturaleza humana la asusta ni asombra. Al estar en Casa XII, inicialmente sería una Luna con dificultad para registrar y satisfacer sus necesidades. En su desarrollo podría tener una gran dificultad para poner límites a la demanda externa y su aprendizaje pasaría por aprender a poner límites a esta demanda. A través del trígono que forma con el Sol en Cáncer, el Sol podría aprender la cautela de la energía escorpiana de la Luna y su capacidad de profundizar y sostener el dolor. En este caso, la Luna es regente (dispositor) del Sol en Cáncer, y estaría recibiendo el cuidado y la capacidad de protección del Sol en esta posición. El Sol en Cáncer podría actuar como un bálsamo para esta Luna escorpiana en XII, ya que podría haberla ayudado a conectarse con su dificultad para entrar y salir de los afectos sin sentir que es un asunto de vida o muerte, posibilitando así su ingreso en zonas de intimidad compartida. Podríamos considerar que la armonía entre los luminares pudo haber facilitado el recorrido que va desde el mecanismo de la demanda lunar hacia la expresión de la solaridad. En el caso de Mandela, creemos que este aspecto fluido entre los luminares le dio una gran capacidad para comprender la profundidad del alma humana y sus zonas oscuras, la posibilidad de ahondar y aprender de las crisis, la resiliencia para sobreponerse y perdonar a sus carceleros (fue padrino del hijo de uno de sus guardianes). No solo eso sino que perdonó a toda una generación de "opresores blancos", contribuyendo a la pacificación y evitando lo que pudo ser una sangrienta guerra civil.

CONCLUSIONES. Observamos en esta carta cómo el Sol en Cáncer en Casa VIII soportó sucesivas crisis que fueron transformando su identidad. El sendero de esta energía solar, marcado por crisis sumamente desestabilizadoras, lo llevó desde la defensa de su raza como si fuera su gran familia, luchando contra la dominación blanca, hasta el reconocimiento de todo el género humano como miembros de una gran hermandad. Mandela se transformó en un líder amoroso, protector y proveedor, siendo presidente de todos, tanto negros como blancos. Podría decirse que a partir de sus propias transformaciones fue superando los límites de su aldea canceriana, y en lugar salir de ella la fue agrandando sin límites hasta incluir al género humano.