Para la Luna en Libra.


Pablo Ferrari
Alumno de la Escuela de Astrología Zona Norte

Bullet with butterfly wings (Bala con alas de mariposa)

LUNA EN LIBRA

Los siguientes comentarios y observaciones están basados en un ejercicio lunar propuesto por mi maestra, Leonor Nietzschmann, dentro del marco de mis estudios abiertos. He desarrollado un trabajo de percepción y vivencia interior del arquetipo lunar libriano, que consta de cuatro puntos.

Primer punto: Escenas de la vida cotidiana: pensar en una situación determinada y "atrapar" allí a un nativo con Luna en Libra,
haciendo énfasis en la actividad que está desarrollando y en cual es su actitud en el hacer.
Respuesta: Está corriendo permanentemente los muebles que le compró su marido, delante de sus amigos, sin demostrar ningún signo de cansancio y sin parar hasta que todos los sillones estén en perfecta simetría con los cuadros, almohadones y etcs. de la decoración interior del hogar. Cuando termina de dejar todo en un formato social, estéticamente aceptable (en ese orden), despide cordialmente a sus amigos y procede a sentarse y a observar lo que hizo transpirando profusamente (¡sólo transpiran cuando nadie los ve!), y mientras descansa su cabeza se angustia porque, a pesar de todo lo que hizo, todo podría estar mejor.

Segundo punto: Describir a una posible madre de un nativo con Luna en Libra: gestos y actitudes, modo de expresarse, una
profesión acorde, etc.
Respuesta: La madre del nativo es una madre en fuga (literal o emocionalmente).
A este lugar lo veo como un punto de indefensión frente a los elementos del medio ambiente. Esta indefensi&oeacute;n de la madre hacia los eventos de la vida y el medio en general, marca una pauta de dependencia de los otros para su supervivencia y la de su progenie. En esta fuga la madre trata con todas sus fuerzas de crear (o recrear) un microambiente armónico para su hijo en el medio del caos del mundo exterior o emocional interior propio: es esta la matriz del concepto de lujo (¡dije lujo, no abundancia, astrólogos!). En esta fuga del caos no existe el tiempo para emociones exacerbadas, ya que representan una pérdida de energía, o para las sutilezas del tipo neptuniano (pérdida de tiempo aparente).
La premisa es que no hay tiempo, necesidad o espacio para el contacto físico del tipo remanso: "no hay tiempo para que descanses tu cabeza en mi hombro", es la piel del mensaje implícito (Libra es un signo masculino, Cardinal de Aire). El nativo debe aprender a equilibrar la manifestación de sus necesidades básicas, de lo contrario será percibido por la madre como un peso muerto en la fuga, y, por lo tanto, corre el peligro de ser desechado por ella, como si fuera un espartano sordo o ciego. En esta realidad no hay lugar ni tiempo para el error y la torpeza; son niños que sonríen como adultos, y adultos que sonríen como niños. Es muy común que la madre del nativo termine ejerciendo la profesión de florero de alguna mansión, o de decorado en un cocktail en una gran fiesta de alta sociedad, resaltando la dicotomía entre su fuga permanente y su presencia congelada en una sonrisa "pour la gallerie".

Tercer punto: Una foto instantánea: imaginar que le tomaste una foto, sin pose previa ¿qué ves?
Veo una persona muy fina, educada y liviana, en una fiesta de un casamiento rodeada de amigos; está parada vistiendo un vestido negro ajustado, tiene el pelo en un rodete. Es una mujer joven y hermosa y, ¡gracias a dios!, tiene un vaso de champán en la mano, está sonriendo y su sonrisa irradia luz; pero sus ojos no estaaán en sincronía con su sonrisa. Al ser ajeno a la escena la veo mirando por encima del grupo que la rodea. Está completamente preparada para el evento, encaja tan perfectamente en la escena que nadie nota que no está presente... Ella ya se movió del marco.

Cuarto punto: Describir: forma de hablar, de vestir, de gesticular, de caminar, todo lo que se me ocurra que ayude a construir una imagen más acabada de esta Luna libriana (esta es la parte divertida).
Camina como si la tierra se la fuera a tragar; se mueve rápido pero muy livianamente, nunca de forma avasallante. Camina en un campo minado, si uno le mira los pies se incomoda inmediatamente (debe pensar que está pisando en el lugar equivocado).
Su forma de vestir es siempre adecuada al evento adecuado. Su ropa parece colorida pero todo se basa en los colores neutros: el negro y el blanco, que significan protección ante variantes inesperadas; sólo improvisan sobre estos colores y siempre tienen una prenda que tiene algo de blanco o de negro. Son personas atractivas pero aparentemente intocables; están disponibles para todos y para ninguno a la vez (no voy a meterme en el temita de la histeria); hablan con todos y con ninguno a la vez, están en todos lados y en ninguna, y su soledad en la multitud a la larga se siente en un grito que nadie escucha.
Al gesticular los músculos de sus rostros invitan y repelen con la misma fuerza, no marcan atmósferas personales (incluyen en apariencia), y no delimitan territorios de forma obvia, aunque dios sabe que lo hacen. La obsecuencia es utilizada como contragolpe. El vacío duele mas que cualquier ataque directo. La Luna en Libra tiene que mantener el orden en el caos, lo tiene que mantener! Esta Luna, si bien vibra en una frecuencia opuesta a la luna en Aries, se mueve a la misma velocidad, y veo también una lejana similitud con la Luna en Capricornio, (tal vez porque Saturno está exaltado en Libra), particularmente en lo concerniente a la soledad y a la disociación con las emociones.
De todos modos, como este es un tema para ser profundizado y que excede al marco conceptual de este ensayo, dejo el tema "picando" por si alguien quiere retomarlo.