Friedensreich Hundertwasser

El siguiente trabajo ha sido presentado por Monique Scott para su evaluación, en diciembre 2011

Breve reseña : Friedrich Stowasser fue hijo único de madre judía y padre ario, muerto en 1929 (cuando él tenía 1 año de edad). En sus primeras etapas de educación asiste a clases en el colegio Montessori de Viena. Por ser hijo de padre ario, él y su madre logran salvar la vida, pero los nazis exterminaron al resto de su familia materna. En las lenguas eslavas sto significa cien , lo mismo que en alemán hundert , y en 1949 adopta el apellido Hundertwasser y más adelante adopta el nombre de Friedensreich , que significa "reino de la paz". Otros nombres que eligió para sí fueron Regentag y Dunkelbunt que se traducen como "día lluvioso" y "oscuridad multicolor". Su nombre Friedensreich Hundertwasser significa, "Reino de la Paz Cientos de Aguas". En algunas pinturas aparece su firma como 百水 (hyaku-sui), la traducción al japonés de su apellido. Hundertwasser es el creador de un lenguaje pictórico basado en el uso de colores intensos y formas orgánicas, el rechazo de las líneas rectas y el gusto por lo decorativo, que plasma no solo en sus pinturas sino en el diseño de diversos edificios, tanto para viviendas como para usos industriales. Diseña tanto fachadas como sellos postales, banderas, prendas de vestir, cubiertas de libros, etc. Apunta a una reconciliación de los humanos con la naturaleza y a un fuerte individualismo , proclamando "el derecho a la ventana" para cualquier habitante de un edificio. Se trata de que la creatividad individual pueda expresarse a través de las ventanas, "hasta donde alcance su brazo", para dar forma a la fachada exterior del edificio. A veces sus diseños arquitectónicos se parecen a los del arquitecto catalán Antoni Gaudí en sus formas biomórficas . Su inspiración eran las espirales , y llegó a denominar a la línea recta como la "herramienta del diablo". Adquirió notoriedad por sus pinturas de múltiples colores, y actualmente es muy conocido por sus diseños arquitectónicos revolucionarios, que suelen incorporar características naturales mediante el uso de formas irregulares y las líneas curvas. Los denominados Hundertwasserhaus , son departamentos de bajo costo en Viena, que se caracterizan por sus pisos ondulantes ("un piso ondulado es una melodía para los pies" ), un tejado recubierto de tierra y vegetación y grandes árboles creciendo en las habitaciones con sus ramas extendiéndose por las ventanas. No cobró por el diseño de las Hundertwasserhaus .

CONTEO DE CRUCES Y ELEMENTOS . Encontramos un predominio de los elementos Fuego y Aire, con el Sol en Fuego (Sagitario) y la Luna en Aire (Acuario). El Fuego tiende a ser extrovertido, su cualidad básica es la intuición que le permite captar totalidades, y que se manifiesta como voluntad y acción. Es impulsivo, alegre, vital y muy idealista; el hombre superior pondrá este idealismo al servicio de causas nobles. A la inspiración, intuición e idealismo del Fuego, el Aire le aportaría la capacidad de racionalizar, de comunicarse y de vincularse. Para el Aire, Verdad y Belleza están estrechamente ligados: Hunterwasser señala en una entrevista que "pintar es una suerte de actividad religiosa, una forma de vida y de ver el mundo, de reconocer la belleza que nos rodea". En el conteo de cruces se observa un énfasis en la cruz fija, que en combinación con el Fuego indica modalidad en Leo. La cruz fija contiene y concentra la energía de los signos cardinales para dar impulso a dicha energía. Hay potencia, carisma, intensidad y capacidad para superar crisis, pero también puede haber inercia y apego. Es la Cruz del Alma y el aprendizaje es el uso del poder y el desapego. Hundertwasser busca transformar la materia inerte en obra de arte viva, utilizando la palabra "transubstanciación" para definir este proceso.

Hay DOS EJES INTERCEPTADOS: Géminis/Sagitario (eje del conocimiento) y Virgo/Piscis (eje del servicio)

FASE LUNAR .: Cuarto Creciente. Aún no ha terminado de recorrer el primer cuadrante y comienza a tomar forma. Es momento de decisiones, pero es una etapa adolescente del alma –en esta ronda evolutiva- que le permite equivocarse sin demasiado costo porque puede reparar. La Luna está en Casa VIII, en Acuario. La Luna en Acuario señalaría desconexión emocional por la dificultad que hubo para establecer vínculos con la madre (uraniana: intermitencias afectivas). La soledad es absoluta e infinita aunque tal vez tenga muchos amigos. Estas personas suelen ser inteligentes, creativas y necesitan mucha libertad. Es la más inteligente de las Lunas en aire. Es objetiva y desapasionada para ver los problemas, propios y ajenos. Para la Luna en Casa VIII podría aplicarse el mito de la diosa Cibeles, diosa sumeria que exige a su hijo Atis fidelidad absoluta y lo convierte en su amante. En el caso de este artista, tuvo con su madre un fuerte lazo afectivo hasta la muerte de ella en 1972 (hijo único de madre viuda y judía).

A continuación relacionaré las Casas con los signos de sus cúspides.

CASA I - Cúspide en Cáncer. Regente: la Luna en Casa VIII en Acuario. Casa Angular (acción), abre cuadrante básico, análoga a Aries. Imagen: el Sembrador.

Contenidos: el Ser (comienzo del viaje evolutivo). Está vinculada con la energía del Ascendente. La cúspide en Cáncer señalaría una gran emocionalidad que permite incorporar un registro sensible de lo externo y dar respuestas sensibles al entorno. Su alta sensibilidad (es el Sensitivo del Zodíaco) le permite registrar la forma más adecuada en cada circunstancia - sería la luz dentro de la forma en niveles altos de conciencia-, y lo convierte en un ser dotado naturalmente para sobrevivir y prosperar, aún en los climas más hostiles. La infancia y adolescencia de este artista están marcadas por la muerte temprana del padre (huérfano al año de vida), por la anexión de Austria al imperio nazi en 1938 y por el aniquilamiento de la familia materna en campos de concentración. La natural tendencia canceriana a la simbiosis se concretaría en el fuerte lazo afectivo que tiene con su madre que perdura hasta la muerte de ella. La energía de Cáncer crea egocentrismo en quienes aún no están en el Sendero; ellos tienen deseos de estar con la multitud, aunque no de ser parte de ella. La nota clave superior es: "Construyo una casa iluminada y allí moro". Esta casa puede estar representada por un grupo, una organización o una ideología que irradie luz e ilumine a la gente.

CASA II - Cúspide en Cáncer. Regente: la Luna en Casa VIII en Acuario. Casa Sucedente (estabiliza), análoga a Tauro. Imagen: el Suelo

Contenidos: el jardín interior (que debemos cultivar más allá de los mandatos familiares, sociales y culturales). Valores propios (construcción de escala de valores, posesiones y dinero (energía de intercambio). El cuerpo físico: sexualidad como autoexploración. El jardín interior: la gran emocionalidad canceriana estaría subyacente en este jardín por ser una emocionalidad que tiende a ocultarse por la gran selectividad a de este signo : de niño, este artista, conserva dentro de las páginas de un libro-herbolario los pétalos de las flores que atraen su atención por sus vistosos colores. Sería un jardín romántico (inglés), donde la naturaleza puede expresarse con libertad, donde hay rincones ocultos y en el que pueden esconderse obras de arte. Parece significativo que cuando H. comienza a diseñar sus casas considere indispensable incluir un jardín que crece dentro de la casa en que se vive; un jardín que puede incluir un árbol (como metáfora del hombre), que buscando la luz se asoma por alguna ventana, terrazas cubiertas de verde que recogen el agua de lluvia (los ciclos de la naturaleza) bajo la consigna de proteger y nutrir dado que todo lo viviente es valioso. Su arquitectura sería una expresión de su escala de valores, donde lo que interesa es transformar la racionalidad de la arquitectura en edificio humano en el que cada individuo pueda ir dejando su marca de vida: la supervivencia de la especie humana estaría ligada al reencuentro con sus raíces en el mundo natural. Romántico, soñador, fantasioso y apasionado, el dinero solo importa en la medida en que le permita continuar desarrollando su enorme creatividad. Denomina al cuerpo físico "la primera piel" (la segunda y tercera son la ropa y la casa), y en su juventud propone "andar descalzos, una vida libre de obligaciones económicas alimentándose de cereales, y practicar el narcisismo como forma única de altruismo".

CASA III - Cúspide en Leo. Regente: el Sol en Casa VI en Sagitario. Casa Cadente (distribuye/aprendizaje), análoga a Géminis. Imagen: la Semilla

Contenidos: mente concreta (como vemos el mundo que nos rodea). Relación con hermanos, primos y vecinos (vínculos). Escolaridad primaria y secundaria. Viajes cortos. Casa con tendencia proyectiva.

La cúspide en Leo señalaría una mente muy clara, organizada y organizadora. Sería práctico para alcanzar sus objetivos. Por ser Fuego, es intuitivo pero, a la vez, reflexivo. No sería especulativo ni analítico y le resultaría difícil encarar la minuciosidad y el detalle. Suelen ser muy creativos y muy capaces de llevar adelante sus proyectos: yo quiero y yo puedo. En cuanto a los vínculos, Leo en la cúspide marca su convicción de ser diferente y especial. Leo es el signo del individuo como totalidad coherente y es el vencedor del Zodíaco: es valiente, impetuoso e idealista, capaz de ser él mismo y de afrontar desafíos. El aprendizaje escolar no presentaría problemas para una mente tan organizada. Sin embargo, puede tener problemas con los vínculos, ya que Leo no tiene pares sino súbditos; suele ser un centro que convoca y nuclea pero, también, su fuerte conciencia de identidad podría llevarlo a ser un solitario. Los viajes cortos podrían surgir de su necesidad de desarrollar su identidad.

CASA IV - Cúspide en Leo. Regente: el Sol en Casa VI en Sagitario. Casa Angular (acción), análoga a Cáncer. Abre cuadrante creativo. Imagen: la Raíz. Contiene a Virgo en su totalidad: regente Kirón en Casa XI en Tauro. Contenidos: hogar de origen y el propio. Mandatos, costumbres y tradiciones. País natal. El padre o la madre. La parte más oscura del mandala: las raíces: lo más desconocido y lo más nutricio. La Casa IV tiene cúspide en Leo pero está ocupada casi en su totalidad por el signo de Virgo y, también en esta casa, aparece Neptuno (en Virgo), regente de Piscis (opuesto y complementario de Virgo, eje cósmico). La cúspide en Leo señalaría un hogar donde el reconocimiento es importante, en el que hay una nobleza de origen (no necesariamente de sangre), en el que la creatividad responde a un estilo personal y auténtico: Hundertwasser se educó en una escuela Montessori, con técnicas de aprendizaje que tienden a desarrollar la individualidad del niño a través de sus potencialidades. En cuanto al prestigio, en su familia paterna aparece un abuelo o tío abuelo filólogo (análisis e interpretación de textos), Josef Stowasser, muy presente en la educación austriaca por su conocido diccionario Stowasser. H. crea un nuevo diseño para las tapas. Quizás este niño hijo único de madre viuda, haya ocupado el lugar de un pequeño rey en este hogar, pero también sería un lugar de mucha soledad. De hecho, dos de sus actividades infantiles fueron un herbolario y la colección de sellos que había pertenecido a su padre (actividades virginianas). Leo es también el ámbito del nombre propio, el que nos singulariza, diferenciándonos de nuestra familia con la que compartimos el apellido (canceriano): Hundertwasser modifica su nombre (Friederich / Friedensreich) quizás motivado por la búsqueda de un reino de paz que cree que podría lograrse a través de su obra (Virgo: armonía de un sistema que funciona). Desde muy joven tiene posiciones teóricas muy fuertes respecto al arte y a la función del arte para la vida, realiza gestos espectaculares y acciones ejemplares como el discurso "al desnudo" (Munich 1967), en el que se presenta desnudo para pronunciarse en contra del racionalismo que atenta contra lo natural. Aunque incomprendido en sus comienzos, supo ganarse el respeto del ámbito artístico y formó un grupo de amigos en cuyo centro se destacó su imagen de pintor-rey. En Virgo, el elemento Tierra se manifiesta en relación con el concepto de ecosistema regido por las leyes invisibles de la Naturaleza. El planeta Tierra preserva su misterio, poder y capacidad de auto renovarse. Virgo es conciencia ecológica, y el hombre deberá aprender a captar las sutiles señales que emite la madre Tierra. También tendrá que aprender sobre ciclos y ritmos para no entorpecer el proceso. Virgo es la energía que permite discernir, ordenar y limpiar, seleccionando los nutrientes necesarios para la preservación de la vida. El pensamiento virginiano se mueve en forma de círculo o espiral, pasando siempre por los mismos lugares o saltando en algún punto. Este sustrato estará presente en concepción del arte que anula la línea recta del pensamiento racional para trabajar a partir de la curva y de la espiral, expresándose así no de manera conceptual sino mediante obras que no solamente se exponen sino que se penetran y se vivencian.

CASA V - Cúspide en Libra. Regente Venus en Casa VIII en Acuario. Casa Sucedente (estabiliza), análoga a Leo. Imagen: la Germinación. Contenidos: hijos, amantes y romances, juegos (de azar y actividad lúdica), arte, creatividad y placeres. El niño interior: en este lugar encontraremos las llaves para recuperarlo. Autoafirmación del ego para continuar con el viaje evolutivo.

La energía de Libra implica la inclusión del otro para articular un "nosotros somos". Esta inclusión implica un movimiento de la identidad que se desarrolla en la medida en que oscilan los vínculos. El ego encuentra su autoafirmación en la relación con el otro, en una delicada oscilación en la cual debe lograr incluir al "tu" sin anular al "yo". En sus relaciones amorosas podría sufrir muchas desilusiones ya que nunca podrá mantener la armonía constante como desearía. Esto podría llevarlo a seguir buscando su alma gemela que sería difícil de encontrar. En su relación con los hijos, le resultaría difícil mantener el equilibrio necesario para mantener el punto medio entre el límite y la coerción ya que tienden a cuestionarse constantemente, buscando el otro lado de las cosas. En esta Casa de la creatividad, el sentido estético del artista no se quedaría en la realización personal, sino que apuntaría a incluir al otro. Si consideramos que Virgo y Libra son energías afines, observamos que en Hundertwasser lo estético y lo ecológico están indisolublemente unidos, arte y naturaleza no pueden concebirse el uno sin el otro: el arte es el medio para sanar el entorno. El aire libriano en esta casa busca la belleza como expresión de la armonía del mundo, para asegurar la felicidad de todos los hombres en la tierra. El niño interior del artista se expresa mediante el juego con el color y la línea curva para plasmar obras que remiten tanto al mundo de la infancia como a renovar la unión del hombre con la naturaleza.

CASA VI - Cúspide en Escorpio. Regente: Plutón en Casa II en Cáncer. Casa Cadente (distribuye/aprendizaje), análoga a Virgo. Imagen: la Espiga.

Contenidos: salud y trabajo (lugar y modo / relación entre trabajo y salud). Empleados a cargo y nosotros como empleados. Animales domésticos Aunque la cúspide está en Escorpio contiene a Sagitario en su totalidad, cuyo regente es Júpiter en Casa XI en Tauro. Lugar de decantación, depuración y limpieza para evitar caer en mecanismos de proyección en Casa VII. Escorpio es el alquimista del Zodíaco y este artista está buscando siempre la transformación, no solo de si mismo sino del hombre y de su entorno. Escorpio, signo fijo de energía centrípeta, posee la fuerza para absorber la energía que lo rodea, que una conciencia evolucionada podrá encauzar en beneficio de su entorno.

La energía escorpiana es pasional y emocional, se mueve entre los extremos del amor y el odio. No es casual que la tarea artística de Hunterwasser comience con su declaración del "odio a la línea recta que conduce a la ruina de la humanidad". Todos los aspectos de su trabajo en el mundo del arte partirán de esta profunda y visceral convicción. Trabajo y salud estarán íntimamente relacionados en su actuar en el mundo. Conoce el dolor y el sufrimiento y no vacila en mostrarse en su desnudez esencial para comenzar su tarea de corrosión de las convenciones sociales y artísticas. Profundamente ecologista en su pensamiento, Hunterwasser utiliza la metáfora del "enmohecimiento" que hará "fermentar las estructuras", de hacerlas reventar para expulsar los residuos tóxicos que atentan contra la felicidad del hombre. Esta idea de fermento está relacionada con sus ideas innovadoras respecto a nuevos hábitats para el hombre nuevo. Se podría decir que son edificios vivientes diseñados a partir de líneas orgánicas, penetrados por la naturaleza viva, cuyos deshechos se tratan replicando el ciclo biológico de la materia viva. De lo que se trata es de "sanar" desde su arte lo que percibe como pernicioso para el desarrollo de una humanidad nueva. Su mirada penetra el orden viejo, que debe desecharse, e incluye una profunda comprensión por las miserias y sufrimientos humanos. En Escorpio hay conciencia del sufrimiento, contacto con la destrucción de las formas inoperantes para alcanzar la liberación de la energía que será vivenciada como abundancia en Sagitario (en esta Casa). En esta tarea de "sanar" participan también todos sus colaboradores: sus estrategias de construcción están tan finamente planificadas que puede permitir que los obreros o quienes le encargan el proyecto, intervengan aportando sus ideas, sanando así también las relaciones laborales. El fuego de Sagitario en esa Casa señalaría la captación de los diferentes niveles de la realidad en un ordenamiento integrado y sistémico. La energía de este signo implica una natural aptitud para el pensamiento abstracto y analógico, capaz de realizar síntesis en su movimiento a través de los diferentes planos de realidad. Sería un explorador nato, tanto del mundo tangible como del mundo mental, un espíritu gitano que se apasiona con lo nuevo y lo diferente (ideas, culturas, cosmovisiones).

CASA VII - Cúspide en Capricornio. Regente: Saturno en Casa VI en Sagitario. Casa Angular (acción: abre hemisferio superior y cuadrante vincular), análoga a Libra. Imagen: la Cosecha.

Contenidos: pareja y Socios. Enemigos manifiestos y tribunales inferiores. Descendente. Casa potencialmente proyectiva. Encuentro con el Otro, nuestro enemigo declarado, aquel sobre quien proyectamos nuestra Sombra (miserias y talentos).

La energía de Capricornio en la cúspide señalaría introversión y prudencia en la expresión de sus emociones. Sería práctico y concreto, sumamente responsable y altamente resistente. Podría negar sus emociones para concentrar sus energías y responder a demandas propias y ajenas. Muy exigente en sus vínculos y con gran autocontrol. Prefiere la soledad a la compañía superflua. En el caso de este artista, respecto a las relaciones de pareja solo podemos decir que tuvo dos o tres matrimonios que no perduraron. En cuanto a socios, supo relacionarse con quienes apreciaban sus propuestas, logrando plasmar sus convicciones en obras que fueron diseñadas en beneficio de la comunidad humana. En este sentido, quizás podría señalarse que logró convertirse en un hombre libre de todo convencionalismo.

CASA VIII - Cúspide en Capricornio. Regente: Saturno en Casa VI en Sagitario. Casa Sucedente (estabiliza), análoga a Escorpio. Imagen: la Molienda.

Contenidos: muerte, sexo, dinero y valores de los otros, herencia. Casa del aprendizaje a través del dolor (trasmutación). Conjunción Luna y Venus en esta Casa.

En esta Casa nos encontramos con nuestros contenidos inconscientes, que ahora se activan y confrontan gracias el encuentro con el otro. En el sexo y en la intimidad descubrimos y compartimos partes ocultas de nosotros mismos que debemos revisar para extraer lo valioso y dejar morir lo que no nos pertenece. La relación profunda con el otro lleva a la disolución de las fronteras del ego para acceder a "un nosotros". El signo de la cúspide nos muestra la energía que debe morir para renacer en otro plano de conciencia. La cúspide en Capricornio señalaría la necesidad de trasmutar la ambición en aspiración, es tiempo de esencializar de abandonar lo superfluo para alcanzar lo esencial. En el caso de Hunderwasser, la trasmutación iría de su fuerte individualismo hacia una ferviente alternativa humanista: de mostrarse "al desnudo", de despojarse de las formas de vestir convencionales para vestir solo prendas que él mismo confecciona con telas que va encontrando, hacia la utilización su energía creativa en beneficio de nuevas formas de vida que vayan despojando al hombre de sucesivas capas de "civilización", para retornar así al contacto con la naturaleza y con lo sagrado. Hundertwasser habla de sus cinco pieles: la epidermis, las ropas, la casa, la identidad, la Tierra (el mundo), y este sería a la vez un camino de despojamiento y de integración del uno en el todo. El aprendizaje y la consecuente trasmutación podrían estar expresadas en la asociación que realiza entre hombre-humus-humanidad, en la que sintetiza el ciclo vida-muerte-vida. Esta visión se concretaría en lo cotidiano a través de la transformación de los deshechos orgánicos del hombre ( la santa mierda ) por medio de inodoros de humus, y en la instancia de la muerte física, a través de la sepultura del cuerpo directamente en la tierra para convertirlo en materia fertilizante (humus) de nueva vida (un árbol) / (el humus es una sustancia descompuesta a tal punto que es imposible saber si es de origen animal o vegetal). En cuanto a herencias y al dinero de los otros, solo le interesarían en la medida en que contribuyan a la realización de sus obras.

CASA IX - Cúspide en Acuario. Regente: Urano en Casa XI en Aries. Casa Cadente (distribuye), análoga a Sagitario. Imagen: el Amasar.

Contenidos: sentido de la vida, religión y creencias (imagen de Dios), estudios terciarios, viajes largos, tribunales superiores. Lugar de la síntesis luego de la depuración de Casa VIII. La cúspide en Acuario en esta Casa estaría señalando la necesidad de mejorar el mundo en que vivimos. La conciencia evolucionada es aquella que se atreve a saltar, iluminada por el rayo de Urano, para luego plasmar lo recibido en instancias concretas. Acuario privilegia el poder de la mente humana y su capacidad de transformar la naturaleza y de cambiar el mundo. No espera reconocimiento ni gloria, es altruista y recorre el mundo "con los ojos llenos de estrellas". En este sentido, resultan significativos los viajes por mar que Hundertwasser realiza a tierras tan lejanas a la cosmovisión europea como Nueva Zelanda y Japón (islas en la inmensidad del Océano Pacífico), quizás buscando a sus hermanos en el camino para conformar la red acuariana. En cuanto a sus creencias religiosas, una de sus obras de rediseño es una pequeña iglesia católica de campo a pedido del párroco del lugar. Para colaborar en la financiación de la obra realiza un aguafuerte (en 1988 ya es un artista cotizado). La cúpula de la nueva capilla es un bulbo de oro que remite al cristianismo oriental y, para afirmar el ecumenismo de su visión planetaria de la humanidad, graba en cerámica los signos y símbolos de diversas religiones (cristianos, judíos, islam, hinduismo, polinesios, africanos, japoneses, confucianismo, etc), y los va colocando en los pórticos y en los alrededores del templo a la manera de un parque "tori" japonés. En cuando a los estudios terciarios, los saltos cuánticos que suele realizar la mente acuariana, difícilmente le permitan ajustarse al academicismo de un programa de estudios tradicional. Sus estudios (su manera de conocer) estarán más bien relacionados con los viajes, que surgirán en el momento en que aparezca la ocasión o el interés.

CASA X - Cúspide en Acuario. Regente: Urano en Casa XI en Aries. Casa Angular (abre cuadrante trascendente), análoga a Capricornio. Imagen: La Cocción. MEDIO CIELO. Contiene a Piscis completo, regente Neptuno en Virgo en Casa IV.

Contenidos: profesión y status, ambiciones, metas y logros. Cómo realizamos nuestra actividad profesional. Los frutos del árbol. La copa del árbol de la vida está configurada desde nuestro nacimiento, y nuestro trabajo será concientizarla, exteriorizarla y dar los frutos que la sociedad espera y necesita de nosotros. Es un lugar de poder a manifestar. De lo contrario, configurará, junto con el Ascendente, nuestra máscara (el ego, la personalidad), a veces dominados por mandatos del entorno. La cúspide en Acuario estaría señalando a un gran visionario, es alguien que ve más allá de…, que vislumbra un mundo por venir en cuya gestación no puede no involucrarse. En una conciencia evolucionada, la actividad profesional estaría orientada en este sentido, utilizando todo su potencial para que los frutos sean perdurables. La raíz de este árbo, que entrega sus frutos colectivos en Acuario, está en el signo de Leo, otro de los signos de poder. En este artista podríamos rastrear la evolución de un yo que se ha trascendido a sí mismo: de las performances de juventud en las que se muestra "al desnudo", de su oposición al racionalismo imperante en la concepción del arte, de su búsqueda del color como expresión de la belleza del mundo, a la madurez de obras de arquitectura (lo sólido que permanece) que invitan a nuevas formas de vida que renuevan el contacto hombre / naturaleza y que proporcionan mayor felicidad a sus "inquilinos". Sus obras son para usos compartidos: viviendas de bajo costo para alquiler, fábricas, templos, lugares de esparcimiento, etc. Piscis en esta Casa nos señalaría el ascenso de la materia a energía pura, energía que desciende en espirales para posibilitar el ascenso de lo que está atrapado en el fondo, la conexión con la circularidad, donde no hay principio ni fin. La espiral es un elemento emblemático en la obra de Hundertwasser en oposición a la línea recta del racionalismo artístico. La espiral señalaría la introversión de su vida, el mundo cerrado de su laboratorio mental, el laberinto de su visión introvertida. Se trata de una conciencia autónoma que se lanza al mundo, comenzando en su propio ombligo para recorrer lo que llama sus cinco pieles (ya mencionadas), realizando gestos espectaculares y acciones ejemplares en un intento de abrir su pensamiento laberíntico y presentar el hilo de Ariadna que señala el retorno a un humanismo redentor que aspira a re-unir al hombre con su esencia.

CASA XI - Cúspide en Aries. Regente: Marte en Casa I en Cáncer. Casa Sucedente (estabiliza), análoga a Acuario. Imagen: Tender la mesa.

Contenidos: amistades, actividades sociales, visión de futuro y proyectos. Aquí iremos descubriendo, a medida que realicemos nuestro trabajo de autoconocimiento, a nuestros hermanos del camino , LA RED , que nos contiene y sustenta, y nos permite sentirnos cada vez más afianzados como individuos. La cúspide en Aries señalaría a un iniciador cuya potencia no puede ser contenida ni retenida, con un esquema mental global y veloz. Es energía de comienzo de algo nuevo, capaz de romper con lazos anteriores: es el pionero. Indica la expresión de una voluntad movida por un impulso interior que lo lanza a la acción, confiando ciegamente en el instinto y arremetiendo contra todos los obstáculos: piensa, dice y actúa simultáneamente, es el guerrero. La libertad le resulta imprescindible para poder "ser". Sus amistades y actividades sociales serían espontáneas e intensas, abandonándolas cuando pierde el interés. Una conciencia evolucionada podría conformar una red con sus hermanos del camino para liderar proyectos que respondan a un ideal del cual está plenamente convencido. Sinergia: asociación de energías para mejorar la calidad de vida de los individuos. Los proyectos artísticos de Hundertwasser responden a su convicción de que es necesario restaurar la relación hombre/naturaleza y es una visión que se proyecta hacia el futuro. No son proyectos que puedan llevarse a cabo individualmente sino que requieren de la asociación de energías de todos los que forman parte de ellos: de los que se interesan por sus ideas innovadoras, de los que aportan el dinero necesario, de los obreros que trabajan en ellos, de las personas que los habitan.

CASA XII - Cúspide en Tauro. Regente: Venus en Casa VIII en Acuario. Casa Cadente (distribuye), análoga a Piscis. Imagen: la Cena.

Contenidos: enemigos ocultos, karma, inconsciente colectivo, ancestros, bibliotecas, cárceles, hospitales e instituciones. Aunque tiene cúspide en Tauro, esta Casa contiene a Géminis, regente Mercurio en Casa VI en Sagitario.

La casa XII está asociada al servicio , como así también al aprendizaje que debemos realizar (karma). Cierra el círculo del camino iniciado en el Ascendente. Es una casa de disolución, difícil, compleja, misteriosa y elusiva, pero profunda y reveladora. Aquí estamos sumergidos en el inconsciente colectivo, el "archivo" que guarda todas las experiencias que traemos del pasado, bajo la forma de arquetipos que operan como nuestra matriz psíquica.

Aquí tendremos la oportunidad de saldar cuentas y decantar esa energía para ir liberándonos de la repetición inconsciente de la cadena de mandatos ancestrales. Si no hemos aprendido a funcionar como un holón consciente dentro de las turbulencias del inconsciente colectivo, podremos encontrarnos en el hospital o en la cárcel, lugares donde es posible purgar karma, sufriendo o sirviendo. El Toro es uno de los guardianes del cielo, el custodio del registro akáshico: las historias y tradiciones de la humanidad en su proceso evolutivo. Tauro es el signo que señala la potencia del deseo que sigue al impulso del pensamiento ariano. Es el polo de la vida en el eje de la naturaleza, pero debe incorporar su opuesto (Escorpio) para no caer en la posesividad y la inercia. La energía de Tauro es sumamente receptiva sobre todo a nivel corporal y sensitivo. El nudo kármico puede generar avaricia o codicia, apego, dificultad para los cambios, posesividad con dificultad para alcanzar la noción de la justa medida. Puede haber sentimientos de culpa si los padres hicieron sacrificios para brindarles lo mejor (madre judía que para salvarlo lo incorpora a las juventudes hitlerianas). La búsqueda de la belleza como atributo de la forma puede llevarlos al desprecio por lo feo (el racionalismo en arte). Puede estar presente el mito del Minotauro, el monstruo, hijo de la codicia y del deseo: el rey Minos roba el toro de Poseidón que, para castigarlo, inspira en Pasifae, esposa de Minos, un deseo tan insólito como inconcebible por el Toro. El monstruoso fruto quedará encerrado en un laberinto del que la única salida es la muerte (relación del laberinto con la espiral). En cuanto a Géminis, podría haber codicia intelectual, superficialidad, dispersión, escisión de la emocionalidad. Siempre temas relacionados con la incompletitud que generan angustia. También podría haber temas relacionados con vínculos con hermanos por ausencia o carencia. O ser vástagos de familias muy diferentes (aria / judía). La respuesta llegaría al encontrar el sentido de su vida, en este caso a través del arte.