JOHN WINSTON LENNON

 

RADIX: 09­10­1940, a las 18.30 hs., Liverpool, Inglaterra.   

SOL en Libra en casa VI

LUNA en Acuario en casa XI   

FASE LUNAR cuarto creciente

ASCENDENTE en Aries, regente Marte en Libra en casa VI.

 

TRABAJO DESARROLLADO POR EL GRUPO QUE CURSA EL MÓDULO III, MARTES 18 Hs. - JULIO 2016. Coordinadora: Eugenia Flaiban

El objetivo de este trabajo es analizar tres planetas de la carta natal de Lennon: Luna, Mercurio y Júpiter, por signos y casas y también los aspectos que los unen. Para tal fin, nos dividimos en tres grupos.

Aclaramos que si bien se observa una Cruz cósmica en la carta, al no haber estudiado aún a Kirón, Plutón y Urano, no abordamos el análisis de esta configuración.

 

Breve Biografía :

John Lennon, hijo de Julia Stanly y Alfred Lennon, nació en pleno bombardeo nazi.

Tuvo una infancia difícil, ya que su padre Alfred (marino) abandonó definitivamente a John cuando éste tenía cinco años de edad; en ese momento su madre decidió partir a trabajar a otra ciudad, dejándolo a cargo de sus tíos maternos.

Su madre lo visitaba muy esporádicamente. Siendo niño tocaba la armónica, el banjo y la guitarra y fue un admirador del cantante Elvis Presley, a quien más tarde conoció. En sus estudios fue muy indisciplinado y rebelde. En 1956, conoció a Paul McCartney, y de inmediato empezaron a componer. En ese mismo año formaron la banda "The Quarrymen", que cuatro años después se convertiría en "The Beatles" (junto a Paul, George Harrison y Stuart Sutcliffe). Se hicieron famosos a nivel mundial. El 23 de agosto de 1962 se casó con su primera mujer, Cynthia Powell, que ya estaba embarazada, y en 1963 nació su hijo Julian, que crecerá sin su padre.

Su rebeldía siguió durante años; también tuvo frontales posturas políticas. En 1966 conoció a Yoko Ono, una artista plástica, y fue el principio del fin de la famosa banda de Lennon. En 1968 se divorció de su primera mujer y escribió "Julia", dedicada a su madre (un fantasma que lo persiguió siempre). Al año siguiente se casó con Yoko, y 1970 fue el fin de los Beatles. En 1980 editó un nuevo álbum como solista; ese mismo año fue asesinado.

Introducción :

Conteo de cruces y elementos:

Fuego: 2

Tierra: 5

Aire: 6

Agua: 1

Cardinal: 4

Fijo: 8

Mudable: 2

Modalidad: acuariana

Subtono predominante de la carta: Virgo.

 

1- LUNA POR SIGNO Y CASA

Jimena Annan, Gina De Zuane, Eugenia Flaiban, Silvina Gainza, Karin Hasenclever y Cecilia Lafiandra

 

Luna en Acuario en Casa XI

John Lennon tiene la Luna en Acuario en la casa XI y su dispositor es Urano, que se encuentra en casa I en el signo de Tauro; en consecuencia, esta luminaria posee subtono taurino. La casa XI, a su vez, tiene cúspide en Capricornio, cuyo regente, Saturno, se encuentra en casa I en el signo de Tauro.

Al signo de Acuario podríamos llamarlo "La Hermandad".

En una carta natal la Luna representa el primer contrato firmado por una persona, esencialmente ligado a la madre biológica y al modo de relacionarse con ese arquetipo. No describe a esa progenitora en su totalidad sino a ciertas características específicas de ella con las que el niño se conecta. También indica el alimento emocional que se le brindó y que lo rodeó desde el nacimiento y en la primera infancia, y es el lugar al que posiblemente recurra en casos de inseguridad o vulnerabilidad, generando un mecanismo. A medida que, a través de la toma de conciencia, se trascienda ese mecanismo, irán apareciendo los talentos propios de cada Luna.

En el caso de la Luna en Acuario, una buena apreciación sería decir que aquí “no existe cuna”, ya que al salir del vientre materno el niño experimenta a su alrededor un ambiente desapacible y gélido. Habla de una madre fría, ausente, muy liberal o, quizá, con períodos de desconexión que impactarían en el niño como un fuerte vacío, y que podrían provocarle una herida narcisística. Es decir, ese hijo, que forma su autoestima a través de la mirada de la madre en sus primeros años, carece de ella, ocasionándole una posible autodesvalorización. Las madres de estas Lunas podrían tener comportamientos intermitentes, inesperados o discontinuos . Desinteresadas en los afectos, preferirían el mundo de afuera, el del aprendizaje mental y creativo.

John Lennon vivió sin duda esta energía lunar ya que a los tres años su madre lo dejó al cuidado de su tía y se fue a trabajar a otra ciudad. Previamente había sido abandonado por su padre, quien años más tarde volvió, pero Lennon no quiso ir a vivir con él. Otro dato interesante es que su madre no lo abandonó por completo, sino que lo visitaba para las festividades o cumpleaños, lo que remarca la característica conexión y desconexión que identifica a esta Luna, haciéndole sentir una y otra vez la carencia de un seguro refugio materno. Esto sin duda le trajo dificultades para conectarse con sus emociones y entablar vínculos íntimos, ya que los afectos podrían “desaparecer” y lastimarlo, recreando aquella relación primaria.

Lennon plasmó en su obra esta energía, hablándole a su madre ­ y también a su padre­ de la carencia vivida y del dolor que le había provocado esa distancia afectiva, en la canción titulada “ Mother ”, cuya traducción dice:

 

“Madre, me tuviste pero jamás te tuve,

Yo te quería pero tú no me querías,

Entonces te tengo que decir

Adiós, adiós.

Padre, me dejaste pero jamás te dejé,

Tenía necesidad de ti pero tú no tenías necesidad de mí,

Entonces te tengo que decir

Adiós, adiós.

Niños, no hagan lo que hice,

No podía caminar y trate de correr,

Entonces tengo que decirles

Adiós, adiós.

Mamá no te vayas,

Papá vuelve a casa...”

 

En virtud de las características mencionadas, esta Luna puede instalarse en el mecanismo de “ice man”, evitando involucrarse en acontecimientos o relaciones para no verse forzados a atravesar, eventualmente, situaciones dolorosas. Les puede resultar muy peligroso mantener relaciones de un gran compromiso (como es, por ejemplo, la de un padre con su hijo), por lo que no entregarse ni abrirse llegaría a resultarles el medio más seguro para no sufrir. Esta energía lunar se advierte en la relación que tuvo Lennon, no sólo con su madre, como ya se dijo, sino también con Julian, su primer hijo, quien también creció sin su presencia y a quien lo ligaría una muy mala relación hasta el final de su vida. Julian lo describió en un reportaje como una persona extremadamente distante y fría.

Si bien sus características se ven incrementadas por ser Acuario el signo que subyace en el foso de la Casa XI, el subtono taurino de esta Luna pudo haber contribuido a morigerar esa extremada frialdad acuariana, pero también acentuar la parte creativa desde la percepción, lo sensorial y la belleza, y los gustos por la vida confortable . Además, su cúspide se encuentra en el signo de Capricornio, lo que le aporta un escenario distinto en el cual deberá moverse.

Esta casa se encuentra en el hemisferio superior -el colectivo-, lo que significa que el individuo descubre la existencia de los otros, con los que se relaciona en todo nivel.

Es una casa Sucedente, su palabra clave es “seguridad” y forma parte del 4to. cuadrante, el Trascendente.

Su imagen es “Tender la mesa”.

Su contenido hace referencia a las amistades, actividad social, visión de futuro y a los proyectos. Podríamos decir que aquí “el todo es más que la suma entre las partes”.

Por las particularidades del lazo que lo unió a esa madre y el emplazamiento de su Luna, podríamos decir que Lennon hizo “Luna” con sus amigos, encontrando en ellos, al menos en la primera etapa de su vida, la seguridad que no halló en su vínculo materno.

Capricornio, con Saturno el Dios del Tiempo como regente, teñirá a estas amistades de durabilidad, estabilidad y mucho compromiso. Probablemente, hayan sido pocas pero estables y fue justamente con sus amigos con quienes emprendió el camino de su vocación hasta separarse en 1970.

La tierra capricorniana también dará forma al aire acuariano, al permitirle plasmar los ideales y utopías del grupo, materializándolos en sus canciones y en los proyectos que impulsó más tarde.

Al tratarse del cuadrante donde el ser ocupa un lugar en la sociedad, colaborará con otros por el bien común y con el fin de trascender como ser evolucionado; será objeto de su seguridad y confianza participar en causas que considere nobles. Además, Capricornio en su cúspide, como último signo de Tierra dice que hay un tiempo para cada cosa, que es tiempo de esencialización, de abandonar el ego y llegar al ser: ser el diamante que crece lento y lleva millones de años la luz dentro suyo que lo guía, descubriendo las propias potencialidades. Es esta cabra capricorniana la que lo conduce a vivir sus últimos años luchando en solitario por estos ideales; hubo un tiempo para estar a gusto con los amigos y un tiempo para la introspección y para la dedicación de la vida a causas humanitarias. Por tal motivo, Lennon abandonó “The Beatles”, pese a la fama y al éxito, y decidió encauzar su vida hacia ideales de paz. Enarboló banderas ideológicas, denunciando abusos de poder por parte de los gobiernos hacia los pueblos. Como un rebelde utópico expuso sus ideas sobre un mundo sin violencia y en paz, al servicio de los proyectos en red que pretendió extender a toda la humanidad.

Es en esta madurez donde se hicieron presentes los talentos de esta Luna acuariana, pregonando ideas diferentes y bregando por el respeto de la libertad propia y ajena. Su pareja Yoko Ono, con Sol en Acuario, le permitió integrar la emocionalidad y encontrar un lugar en donde pudo sentirse seguro, desplegando las cualidades de esta Luna, extendiendo sus redes para llevar a cabo sus ideales, dejando un gran e innovador legado que hizo historia.

 

Algunas frases de John Lennon que muestran su relación a su Luna en Acuario en Casa XI .

 

“1+1=John+Yoko. Matemática simple” Luna en Acuario y Casa XI 1 + 1 2.

 

“La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes”

“Mi rol en la sociedad, o la de cualquier artista o poeta, es intentar expresar lo que sentimos todos. No decir a la gente cómo sentirse. No como un predicador, no como un líder, sino como un reflejo de todos nosotros .”

 

“Defiendo la revolución en nuestras cabezas

 

Si pudiera ser un maldito pescador lo sería. Si tuviera la capacidad de ser cualquier cosa menos lo que soy, lo sería. No es divertido ser un artista. Es una tortura”

 

3.- JÚPITER POR SIGNO Y CASA

 

Camila Alonso, Andrea Feliciani, Laura Guzmán, Carolina Landa, Leila Levi y Ángeles Shaw.

 

Júpiter en Tauro en Casa I

 

Podemos observar en su carta a Júpiter en Tauro en la Casa I. Su dispositor es Venus que se encuentra en Virgo (su subtono) en la Casa VI. La cúspide de la Casa I se encuentra en el signo de Aries, su Ascendente. Júpiter es un planeta asociado a los arquetipos del Ángel, el Maestro, el Guía, el Religioso, y el Padrino o Madrina . Su función es desarrollar la confianza y guiar la energía hacia donde es necesaria, a través de la gracia, la abundancia, la expansión, la síntesis y la sabiduría.

Júpiter en Tauro

Tauro es un signo de Tierra, cuyo regente es Venus. Está relacionado a la sensualidad y a los sentidos ya que es el primer encuentro con el mundo material, con el cuerpo. Tiende al placer y a la comodidad. Si bien se desarrolla de forma lenta y tranquila, una vez que concreta algo, lo hace de manera confiable, segura y perdurable. Teniendo en cuenta estas características podemos suponer que su Guía interior enfoca la vida de una manera práctica y aplica sus creencias en lo cotidiano. Los placeres de la vida son algo fundamental: la comida, el sexo y el estímulo del mundo sensorial pueden actuar como guías y caminos. Al mismo tiempo, la tendencia de Júpiter a la desmesura podría llevar a un exceso de hedonismo. Su capacidad de síntesis puede tomar procesos lentos, “rumia” los aprendizajes que la vida le trae, confiando en que cada cosa llevará su tiempo, con paciencia pero luego con permanencia. En el caso particular de Lennon podemos resaltar su desarrollo artístico (Venus como regente de Tauro) como músico y compositor, expresando sus creencias e ideales (Júpiter) a través de las letras de sus canciones. Podemos verlo claramente en letras como “Imagine” (…”Nada por lo que matar o morir, ni tampoco religión. Imagina a todo el mundo, viviendo la vida en paz”…) , “Workingclass hero” (…”Te drogan con la religión, el sexo y la televisión, y te crees ingenioso, apolítico y libre, pero no eres más que un jodido ignorante”…) e “Instant Karma”, entre otras.

Es sabido que siguió a Maharishi a la India, junto con los otros integrantes de su banda. Si bien eventualmente sufrieron una desilusión con respecto a su Maestro, la técnica desarrollada por el mismo fue la Meditación Trascendental, una práctica que consiste en la meditación a través de la repetición de mantras (Júpiter en Tauro- búsqueda de la trascendencia a través de un proceso sereno, preciso, con ritmo.).

Júpiter en Casa I, con cúspide en Aries

La Casa I se corresponde con el Ascendente, sin embargo en este nivel todavía no la analizaremos como tal. Es una Casa Angular (Inicio y Acción) que abre el Cuadrante Básico, y su imagen es la de “El Sembrador.” Esta Casa es análoga a Aries, que es el signo que se encuentra en la cúspide. Su Regente es Marte en Libra en la Casa VI. Los contenidos de la Casa I son el Ser y la individualidad; algunos astrólogos se refieren a ella como la Personalidad. Aries es el primer Signo del Zodiaco, de Fuego y se expresa como un “Big Bang.” Es pura energía, una fuerza de inicio e impulso que se manifiesta lleno vitalidad y pasión. Su esencialidad puede estar teñida por una voluntad firme, decidida y activa aunque puede carecer de delicadeza y paciencia. Podemos resaltar esta energía en Lennon en su carácter pionero y de liderazgo en su trayectoria profesional: The Beatles es conocida como la banda de mayor éxito en la historia de la música popular. También Lennon es conocido por el coraje y la actitud de lucha frente a sus ideales, sobre todo con aquellos relacionados a su oposición frente a los conflictos bélicos. La canción “Give peace a chance” es un himno mundial a la paz vigente hasta nuestros días. Cabe destacar que Lennon nació durante un “bombardeo”, palabra que le podemos atribuir a Marte, regente de Aries, algo relevante para su cúspide. La presencia de Júpiter en la Casa I puede mostrarse en el individuo con rasgos de optimismo, entusiasmo y confianza, en la expresión de su Ser y tender a la apertura hacia una inspiración superior, dotado de agradecimiento a lo que el universo le brinda. Como dice la letra de All you need is love compuesta por Lennon y McCartney “No hay ningún lugar en el que puedas estar que no sea donde estas destinado a estar…”. Júpiter representa también el Maestro interno: Lennon tenía 9 años cuando le obsequiaron una guitarra y comenzó a tocar como autodidacta (Júpiter en Casa I). La tendencia a la expansión y exageración de este planeta podría generar impresiones de grandeza con respecto al área de la personalidad. Lennon representa una figura inspiradora para muchos y él mismo no temía en exaltar su grandeza: dijo de George Harrison “Estaba trabajando con dos cantautores brillantes (él y Paul) y aprendió mucho de nosotros. No me hubiera molestado haber sido George”.

También podemos suponer la importancia de adoptar una religión o filosofía de algún tipo para autoafirmarse. Esta podría estar ligada a temas taurinos, una creencia ligada a la naturaleza y el disfrute. En 1954, cuando el músico todavía estaba en el colegio, sufrió varios problemas con sus profesores, especialmente con uno que lo castigaba y burlaba con frecuencia. Eventualmente, Lennon lo enfrentó, comenzando así a manifestarse como un líder (Júpiter en Casa I, cuya cúspide está en Aries.). En 1969, Lennon llevó a cabo, junto a su mujer Yoko Ono, una protesta contra la guerra de Vietnam que consistió en permanecer siete días en su cama. Es interesante que la elección para llevar a cabo la lucha por sus ideales (Casa I en Aries) la articule a través de una forma estática y confortable (Júpiter en Tauro).

 

3- MERCURIO POR SIGNO Y CASA

Ana Lucía Azula, Constanza Bonati, Sofía Fernández, Alejandra Guisande, Ximena Martínez Pizarro y JeanettePapazian.

Mercurio en Escorpio en Casa VII

Mercurio tiene la función de vincular y desvincular para poder transmitir; le gusta informar y darle un nombre a las cosas. Es también el Mensajero de los dioses y el puente entre consciente e inconsciente, por eso brinda la capacidad de ahondar en las sombras y poder transformarlas en luz. Presente en procesos alquímicos, es inquieto, movedizo, curioso, verborrágico, siempre a la búsqueda. Sus arquetipos son el Mensajero, el Hermano y el Mercader. Nos dice acerca del modo de aprender, de expresarse y de relacionarse con el medio; es el planeta de la comunicación, del aprendizaje y de la vincularidad. Al estar en Escorpio, su dispositor es Plutón, del cual no hablaremos, (tema no visto aun) por ser el regente del signo donde se encuentra el planeta en cuestión. El subtono de Mercurio en esta Carta es leonino. El cual probablemente haya facilitado su mensaje, reflexivo, intuitivo, creativo, claro y autorreferencial. Lennon se caracterizó por ser un muy buen mensajero, intentando transmitir un mensaje emotivo ya que Mercurio se encuentra en un signo de agua y ésta le brinda la capacidad de ser y entender el lenguaje simbólico de las cosas, algo muy importante para John; como ejemplo, el uso frecuente del símbolo de la paz. Escorpio ,  perteneciente a la cruz fija, está relacionado con la intensidad, la pasión, el poder, la capacidad para adentrarse en las profundidades más oscuras y resurgir de ellas. Se caracteriza por la agudeza, la estrategia; es penetrante, orgulloso y tenaz. Se mueve en los extremos; nada le sucede a medias tintas. Pueden captar los motivos ocultos de otros. Bajo su caparazón hay una gran comprensión de las miserias humanas. Se defiende controlando y manipulando, sabe como "clavar el aguijón". Mercurio parece haber realizado su trabajo de conexión entre la luz y la sombra, demostrando Lennon en su biografía una gran transformación de conciencia. Mercurio en Escorpio   utiliza vías de comunicación que no serán la comunicación convencional como la oral, será proclive a transmitir por otras vías, como lo fue para John Lennon la música, la letra de sus canciones, sus manifestaciones creativas a favor de la paz,  abrazando causas que afectan a todos sin espantarse ni extrañarse de nada, pudiendo comunicar y comprender desde lo más profundo de la miseria humana con una sensibilidad exquisita; transmitiendo siempre exactamente lo que deseaba. P or estar la casa VII cúspide en Libra, de aire, John pudo, gracias a su pareja Yoko Ono, -la cual hizo de Luna seguramente-, comunicar a los otros y con otros (por Libra) su pensamiento profundo, de un modo armónico, con estética, equilibrado, a través del arte y manifestando su inteligencia emocional. Esto quedó plasmado en el ámbito de la pareja también, ya que Mercurio en Escorpio está en su carta natal en la Casa VII, el área donde se encuentra nuestro espejo, las proyecciones personificadas por nuestra pareja o socios. Yoko también es artista y muy pensante. Es claro que Lennon vivió una gran transformación en este ámbito, ya que antes de estar con Yoko, una mujer muy inteligente junto a la cual recorrió un  camino más luminoso, estuvo casado con otra mujer con la que tuvo un hijo, Julián, al cual no prestó demasiada atención por haber estado sumergido en las oscuridades de su propia sombra. 

 

ASPECTOS ENTRE LUNA, MERCURIO Y JÚPITER

 

En la carta analizada hay un Cuadrado cósmico formado por los siguientes planetas: Luna en Casa XI bajo el signo de Acuario, Mercurio en la Casa VII bajo el signo de Escorpio, Kirón y Plutón que están en conjunción en la Casa V en el signo de Leo, y Saturno y Júpiter en Casa I bajo el signo de Tauro.

Como ya se dijo más arriba, sólo nos limitaremos a analizar las cuadraturas entre Luna-Júpiter y Luna-Mercurio, y la oposición Mercurio-Júpiter, ya que a los demás planetas aún no los hemos analizado en clase.

 

Oposición Júpiter en Tauro en Casa I, con Mercurio en Escorpio en Casa VII

Una Oposición es un aspecto tenso de 180° entre dos planetas, es decir que están enfrentados. Esta tensión se manifiesta normalmente a través de una oscilación en la cual el sujeto en cuestión responde alternadamente a cada arquetipo (llegando la manifestación del otro por destino), hasta su resolución una vez que es comprendido este aprendizaje, que es integrar ambos polos.. En el caso de la Carta de John Lennon, podemos ver este specto entre Mercurio en Escorpio en la Casa VII y Júpiter en Tauro en la Casa I. Estos dos planetas son pares polares: Mercurio es el Alumno y Júpiter el Maestro; Mercurio pregunta y Júpiter responde. Podríamos interpretar dicho aspecto como un “tira y afloje” entre la expresión de la personalidad de forma confiada, entusiasta, expansiva y conectada con la vida y los placeres (Júpiter en Tauro en Casa I), y una mentalidad y vincularidad (especialmente con su pareja/socio) profunda, intensa, y emocional conectada con la oscuridad y la sombra (Mercurio en Escorpio en Casa VII). Júpiter expande aquellos planetas con los cuales se encuentra de forma tensa, en este caso Mercurio: el mensajero, el comunicador. En el caso de Lennon podemos destacar su habilidad extraordinaria para componer canciones y transmitir en sus letras su filosofía. También manifiestó su ideología sin pelos en la lengua causando eventualmente ser espiado y perseguido por el FBI. Además, podemos resaltar su sentido del humor (Mercurio: burlón, pícaro, divertido). En 1962, cuando tocaron los Beatles para la familia real él dijo: “Por favor, la gente de los asientos más baratos puede aplaudir. Los demás pueden hacer sonar sus joyas”.

Con respecto a la siguiente anécdota: 1966: conoce a Yoko Ono (9/11), en una galería de arte en Londres, donde ella exponía como artista plástica. Ella había puesto una escalera que interrumpía el paso, pero John en lugar de esquivarla como hacían los demás, trepó hasta el último peldaño, donde divisó algo escrito en el techo y una pequeña lupa colgada, con la que enfoqué el techo y leyó “YES”. Podemos relacionarla como una manifestación de seguir intuitivamente a su Guía interior (Júpiter en Casa I) a profundizar en la obra de la artista que luego sería su pareja (Mercurio en Escorpio en Casa VII), y encontrarse como resultado de esta conexión con la palabra “Si”, expresión jupiteriana. Otras dimensiones en las cuales podemos interpretar la resolución de esta tensión sería pensar en la profunda vincularidad y comunicación con su pareja (Mercurio en Escorpio en Casa VII) para encontrar así al Maestro interior que lo conectara con la vida como expresión de su individualidad (Júpiter en Tauro en Casa I).

De esta forma podemos interpretar las siguientes anécdotas: 1973: se separa de Yoko, y convive temporalmente con su secretaria. Trabaja mucho, componiendo y grabando (con David Bowie y Elton John, entre otros).También bebe mucho, con frecuencia perdiendo el control y cayendo en una extrema violencia. Dice: “…nadie me cuidaba…”. La letra de una de sus canciones dice: “…no tendré miedo mientras estás a mi lado…no lloraré mientras estés a mi lado…”. ¿A quién le canta? Al separarse de su amor cayó en un momento oscuro, perdiendo el timón profundo de su vida, la confianza (Júpiter), transformando esos momentos en letras a través de Mercurio en Escorpio y también sintiéndose despojado de protección (tensión con su Luna en Acuario en Casa XI). 1977: largo viaje a Japón; en este país, en una larga conferencia de prensa, dijo que permanecería retirado del mundo de la música hasta que hubiera completado la educación de su hijo. Pero, en el libro “Nowhere man” lo describen en estos últimos años convertido en un zombie, bajo los efectos de cocaína y heroína, durmiendo 15 horas por día. Yoko, mientras tanto, se habría volcado al tarot de manera obsesiva. De nuevo parece enfrentarse a un momento oscuro donde Júpiter no se manifiesta de forma expansiva y optimista, aunque sí sus rasgos taurinos que lo llevan al sedentarismo. También en la biografía se menciona, llegando al final de sus días, la generosidad e ingenuidad con la que vivió en Nueva York, lugar que él mencionó ser “Es el lugar más grandioso del planeta” , cuando fue y sigue siendo una de las ciudades más peligrosas del mundo (aspecto tenso entre Júpiter-Mercurio). Esta confianza extrema de creer que podía moverse sin tomar precauciones, lo llevó una noche a bajarse del auto en la puerta de su casa para saludar a sus fans y firmar autógrafos, encontrándose así con quién lo asesinaría. Como menciona la biografía “ Fue un gesto emocionalmente generoso, tal vez incluso ingenuo: confiar demasiado en la ciudad y subestimar sus peligros”. Basándonos en las anécdotas anteriores, creemos que Lennon no resolvió completamente esta oposición, sino que tuvo momentos de armonía, como por ejemplo, cuando conoció a Yoko Ono en la exposición de arte, subiendo la escalera y encontrando un "Sí". Y, por el contrario, momentos donde los planetas estuvieron en extrema tensión como cuando vivió ingenuamente en Nueva York, teniendo una gran confianza en su Júpiter en Casa 1, y encontrándose con la muerte en la puerta de su hogar. Queremos destacar que al perder la vida tan joven (fue asesinado a los 40 años), no contó con una vida lo suficientemente larga para poder resolver de alguna manera esta oposición.

 

a.- CUADRATURA LUNA-JUPITER

 

Jimena Annan, Gina De Zuane, Eugenia Flaiban, Silvina Gainza, Karin Hasenclever y Cecilia Lafiandra

 

Una cuadratura es un aspecto tenso entre planetas a 90°, que siempre indica una dificultad a trabajar. Si no se trata de un aspecto disociado, en general se encuentran en signos de la misma cruz. Para que esta tensión se resuelva cada uno de los planetas involucrados tendrá que ceder algo, siendo siempre los planetas más rápidos los que más tienen que ceder.

Primeramente, hay que decir que por ser la Luna el planeta más rápido de los dos, será el que tenga que ceder más para lograr la resolución del conflicto.

Al analizar la Luna de Lennon hemos descrito sus características acuarianas; la dificultad del lazo que lo unió con su madre y, por tanto, la dificultad que ello que pudo haberle ocasionado para entablar vínculos en donde estuviera involucrada la emocionalidad. La Luna deberá ceder su mecanismo de freezar las emociones, mientras que Júpiter vendrá a mostrarle a esa Luna que se puede confiar, que se puede expandir el corazón y entregarse sin que exista el miedo a sentirse lastimado.

Al estar Júpiter en Casa I, representando su individualidad, su personalidad, y lo que se le muestra a los demás, podrá brindarle las herramientas para construir a su verdadero Maestro interior, reconstruyendo la autoestima y sanando la herida narcisística que aquella relación con la madre pudo haberle infligido.

La Luna debe ceder su mecanismo de “Ice Man”, dejando la desconfianza de lado y dándole la oportunidad de hacer síntesis y agradecer las situaciones penosas que le tocaron vivir; aprender de ellas y ampliar así la conciencia y el autoconocimiento.

Júpiter en Tauro le enseñará a esta Luna a materializar esos sentimientos, plasmándolos en el arte, en este caso la música, guiándose a través de sus percepciones y en la búsqueda de la belleza que se manifiesta plenamente en sus canciones.

Pero si bien la Luna es la que más debe ceder, también Júpiter debe dejar algo de lado para lograr un equilibro en esta tensa convivencia. Así, la hermandad acuariana lunar permitirá apaciguar un posible dogmatismo jupiteriano. Pero fundamentalmente, ayudará a que este Júpiter taurino no caiga en la desmesura hedonista, en la comodidad y el confort exagerados. Además, la “hermandad” acuariana representada por esta Luna, evitará que Júpiter en esta casa agrande su egocentrismo. Lo impulsará a volcarse a ideales que tengan fines más trascendentes y dedicados a toda la humanidad.

 

 

b.- CUADRATURA MERCURIO-LUNA

 

Ana Lucía Azula,   Constanza Bonati,   Sofía Fernández, Alejandra Guisande, Ximena Martínez Pizarro y Jeanette Papazian.

Analizaremos la   Cua dratura   entre   Mercurio en Escorpio en Casa VII   (área de la pareja y enemigos declarados)   y Luna en Acuario en Casa XI   (casa de las amistades, proyectos y visión de futuro).

 

Mercurio en Escorpio se refiere a que    la manera de vincularse, de transmitir, informar y comunicar, indica una gran capacidad para llegar a las profundidades más dolorosas y oscuras y también una gran posibilidad de expresar sus emociones a través de su inteligencia emocional.   Las cuadraturas entre planetas se resuelven cediendo cada uno algo de sí; el más rápido es el que más tiene que ceder. En este caso la Luna es la que más debe ceder por ser más rápida.

En la carta de John, su aspecto tenso con una Luna acuariana, discontinua emocionalmente,   marca que tuvo que pasar por muchas dificultades para poder llegar a expresar sus sentimientos, ya que una Luna en cuadratura con Mercurio,  indica una fricción entre un modo de pensar y vincularse profundo e intenso (Escorpio), y una emocionalidad más desapegada y liberal (Acuario), que al ser de Aire desconecta y tiene también una emocionalidad racionalizada.

 Mercurio es hábil, escurridizo, amoral, astuto, mentiroso y sociable: tiene que aprender la objetividad, la distancia de la Luna acuariana; Y sobre todo aprender a mirar todo ese empaste de emocionalidad que puede estar sumergido en la Casa VII. Por lo tanto, debe aprender a ser un poco más equilibrado en su manera de vincularse. Mercurio escorpiano en casa VII, - de la pareja-, nos hace pensar que tanto John como Yoko Ono, nacieron en situaciones violentas (guerras), pero él logró a través de sus letras y canciones, ser un mensajero de la Paz.  Una Luna acuariana, creativa y solidaria, le habrá proporcionado la facilidad de conectarse con el mensaje de hermandad acuariano, a través de la música como lenguaje. Por su parte, Mercurio aprenderá objetividad, distancia y desapego de ella.

Creemos que Yoko Ono lo ayudó a trabajar este aspecto tenso.

 

"Las tres constantes que marcaron su vida    fueron su amor por Yoko, la paz y su propia evolución humana y moral....sobre todo en relación a su paternidad"