Análisis del Ascendente en Cáncer de Jorge L. Borges


"Uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe…"

Trabajo desarrollado por el grupo que está cursando el Módulo V, martes 18 horas

Julio 2011

Coordinadora: María Regina García Bayonés

BIOGRAFÍA :

Jorge Francisco Isidoro Luis Borges ( Buenos Aires , 24 de agosto de 1899 – Ginebra , 14 de junio de 1986) fue un escritor argentino , uno de los autores más destacados de la literatura del siglo XX . Publicó ensayos breves, cuentos y poemas . Su obra, fundamental en la literatura y en el pensamiento humano, ha sido objeto de minuciosos análisis y de múltiples interpretaciones, trasciende cualquier clasificación y excluye cualquier tipo de dogmatismo. Ofrece —a través de la perfección de su lenguaje, de sus conocimientos, del universalismo de sus ideas, de la originalidad de sus ficciones y de la belleza de su poesía— una obra que hace honor a la lengua española y la mente universal. Nació a los ocho meses de gestación, en una típica casa porteña de fines del siglo XIX , con patio y aljibe , dos elementos que se repetirán como un eco en sus poesías. Su casa natal estaba situada en la calle Tucumán 840, pero su infancia transcurrió un poco más al norte, en la calle Serrano 2135 del barrio de Palermo . La relación de Borges con la literatura comenzó a muy temprana edad, siendo que a los cuatro años ya sabía leer y escribir. Debido a que en su casa se hablaba tanto español como inglés, Borges creció como bilingüe. En 1905 comenzó a tomar sus primeras lecciones con una institutriz británica. El inicio de su educación formal a los 9 años y en una escuela pública fue una experiencia traumática para Borges, ya que los compañeros se mofaban de aquel sabelotodo, que llevaba anteojos, vestía como un niño rico, no se interesaba por los deportes y hablaba tartamudeando. Durante los cuatro años de su permanencia en ese colegio, Borges no aprendió mucho más que algunas palabras en lunfardo y varias estrategias para pasar desapercibido. En 1914 el padre de Borges se vio obligado a dejar su profesión, jubilándose de profesor debido a la misma ceguera progresiva y hereditaria que décadas más tarde afectaría también a su hijo. Junto con la familia, se dirigió a Europa para someterse a un tratamiento oftalmológico especial. Para refugiarse de la Primera Guerra Mundial , la familia se instaló en Ginebra ( Suiza ), donde el joven Borges y su hermana Norah —nacida en 1902— asistirían a la escuela. Borges estudió francés y cursó el bachillerato en el Liceo Jean Calvin . Con la sola ayuda de un diccionario aprendió por sí mismo el alemán. Sin experiencia sexual, es enviado por su padre a una casa de citas, donde una meretriz esperaba su llegada. En el transcurso del viaje hacia el burdel, deduce que la mujer que lo aguardaba había sido también compañera del padre. Un profundo conflicto asociado a su personalidad comenzaba a nacer. Cansado del ultraísmo que él mismo había traído de España, intentó fundar un nuevo tipo de regionalismo, enraizado en una perspectiva metafísica de la realidad. Escribió cuentos y poemas sobre el suburbio porteño, sobre el tango , sobre fatales peleas de cuchillo, como Hombre de la esquina rosada y El puñal . Pronto se cansó también de este «ismo» y empezó a especular por escrito sobre la narrativa fantástica o mágica, hasta el punto de producir durante dos décadas —desde 1930 a 1950— algunas de las más extraordinarias ficciones del siglo XX . [ [ Ciego a los 55 años, personaje polémico, con posturas políticas que le impidieron ganar el Premio Nobel de Literatura [] al que fue candidato durante casi treinta años, Borges siempre soñó con que la posteridad le perdonara sus errores y le concediera la gloria de que se lo recordase por sus mejores textos. El 21 de septiembre de 1967 Borges, de 68 años, se casó por iglesia con Elsa Astete Millán , viuda de 57 años. Durante los primeros tiempos, la pareja vivió en la casa de él, compartiendo sus días con Leonor Acevedo. En el recuerdo de Elsa, la madre del escritor no intervino para perjudicar la relación. No obstante, según los amigos de Borges, los celos de Doña Leonor eran terribles. Unos meses después del casamiento, la pareja se mudó a un departamento, donde hicieron por primera vez la experiencia de vivir juntos y solos, y allí la rivalidad entre su esposa y su madre cobró mayor virulencia y el escritor tuvo que empezar a visitar a escondidas a Leonor. Esa experiencia, además, llevaría a la pareja a enfrentar definitivamente la realidad: la convivencia era intolerable. En una entrevista publicada en 1993, Elsa admitió que no fue feliz junto a Borges: «Era introvertido, callado y poco cariñoso. Era etéreo, impredecible. No vivía en un mundo real». El matrimonio duró hasta octubre de 1970 . María Kodama nació en Buenos Aires, hija de un arquitecto japonés. En alguna reseña y en alguna nota periodística se afirma que nació en 1945. Su acta de matrimonio con Jorge Luis Borges consigna 1941. Según su partida de nacimiento, sin embargo, Kodama llegó a este mundo el 10 de marzo de 1937. Conoció al escritor argentino Jorge Luis Borges en unas sesiones de estudios literarios por su condición de licenciada en Literatura y traductora de islandés , idioma en el que Borges estaba interesado. Luego de ser compañera de estudios, en 1975 se convierte en su secretaria personal y viajan juntos a Estados Unidos . El 26 de abril de 1986 se casó por poderes con el escritor Jorge Luis Borges en la Colonia Rojas Silva , en el Chaco paraguayo . Colaboró con él en los libros Breve antología anglosajona (1978) y Atlas (1984), testimonio de viajes que ambos realizaron juntos alrededor del mundo; y la traducción del primer libro de la Edda Menor de Snorri Sturlson . Se casó con Borges en Ginebra , faltando pocos meses para la muerte de éste en 1986. Actualmente, preside la Fundación Internacional Jorge Luis Borges con sede en Buenos Aires.

MATRIZ BASICA:

Cuando hablamos de Matriz del Ascendente, nos referimos a una estructura que se repite, y está determinada básicamente por las casas de la trinidad de Agua: IV, VIII y XII.

Generalmente las tres están en el mismo elemento, salvo los casos, como éste, donde hay signos interceptados.

Con ascendente en Agua (Cáncer) nos encontramos con una matriz de aire, pero, al estar interceptado el eje Virgo-Piscis, está Escorpio en la cúspide de Casa IV, en lugar de Libra.

Podríamos hablar entonces de conflictos y traumas sexuales (Escorpio), escondidos debajo de la alfombra (Libra), en un hogar agradable, bello, que guarda las apariencias y niega los conflictos, con tendencia a valorizar los aspectos formales de los vínculos, "quedar bien, armonizar y complacer", sin hacer entonces contacto con las emociones profundas.

Con esta posición de Escorpio podemos hablar también de un matriarcado tóxico y poderoso que subyace.

Acuario está en Casa VIII con Piscis interceptado: lo que debe morir es el elitismo, la frialdad, la misantropía (Acuario) como así también la simbiosis, la dependencia, la vulnerabilidad extrema la confusión y la idealización del sexo (Piscis).

Debemos tener en cuenta también los mandatos familiares que condicionan desde la Casa XII.

EL HECHIZO DE LA CASA XII : LOS ANCESTROS

A modo de síntesis, podemos decir que la Casa XII revela pautas, impulsos, compulsiones y condicionamientos que actúan por debajo del nivel consciente, pero sin embargo influyen significativamente sobre nuestras opciones, actitudes y orientación en la vida.

Almacenadas en nuestra memoria inconsciente, nuestros ancestros condicionan la forma en que vemos el mundo y nos enfrentamos a él.

En el caso particular que estamos analizando, al estar el signo de Géminis en la cúspide de la Casa XII , podríamos decir, en principio, que se trata de una persona que podría haber estado condicionada por la codicia intelectual, la superficialidad y la dispersión. Podría haber enfrentado temas relacionados con la incompletitud produciéndole una profunda angustia.

Podemos hablar también de problemas de comunicación familiares que se tapan con información, como así también menosprecio de la sensibilidad en aras de la razón.

También podría haber problemas en el vínculo con sus hermanos.

Nos parece sumamente interesante para comprender mejor la influencia inconsciente que llega desde Casa XII, y lo determinante que pueden ser los mandatos familiares en la vida de una persona, indagar en los ancestros de Jorge Luis Borges.

EL MANDATO FAMILIAR QUE LO LLEVÓ A LAS LETRAS: LOS ANTEPASADOS DE BORGES

Así rezaba el titular de un ensayo literario publicado en La Plata en mayo del 2006 y que trascribe una investigación que bucea en los antepasados británicos del célebre escritor argentino. Martín Hadis plasmó sus cinco años de investigación en la obra "Literatos y excéntricos": Los ancestros ingleses de Jorge Luis Borges.

Una investigación rigurosa de archivo permitió reconstruir el pasado del clan de intelectuales ingleses, hasta ahora olvidados, a quien Borges debe su vocación de escritor.

El mismo Borges ignoraba este hecho, pero por su ignota rama inglesa, resulta ser el octavo escritor de su estirpe.

Jorge Luis Borges, hijo de Jorge Guillermo Borges y Leonor Acevedo, solía hablar de dos tradiciones heredadas de sus antepasados, una militar y otra literaria: en la primera se destacan el coronel Isidoro Suárez, bisabuelo materno y el Coronel Francisco Borges, abuelo paterno fallecido en batalla; en la tradición literaria se encuentran el poeta romántico Juan Crisóstomo Lafinur y Edward Young Haslam, bisabuelo paterno que editó en Argentina uno de los primeros periódicos ingleses, el Southern Cross.

¿De dónde había sacado Borges su vocación de escritor? En su Autobiografía , el autor de El Aleph afirma que heredó su amor por los libros y el pensamiento de su padre. Esto es del todo cierto. Jorge Guillermo, padre de nuestro genial escritor, fue autor de una novela y de varios poemas. Era sin duda una persona muy culta y que le transmitió a su hijo el amor por la literatura y el pensamiento abstracto.

Sin embargo, afirmar que Borges heredó su vocación libresca de un padre culto y lector no hace más que trasladar el problema. Si Jorge Luis Borges heredó su vocación literaria de Jorge Guillermo... ¿De quién la heredó este?

Jorge Guillermo Borges era hijo del Coronel Francisco Borges Lafinur y una mujer inglesa, Frances Anne Haslam.

Pero el Coronel Borges (abuelo de nuestro escritor) murió en el mismo año en que nació Jorge Guillermo (1874), de manera que la influencia que el Coronel puede haber ejercido en la crianza del padre de Borges fue nula.

¿Quién crió entonces a Jorge Guillermo Borges? ¿Quién lo inicio en el amor por los libros que luego transmitiría a Jorge Luis? La respuesta es: la abuela inglesa, Frances Anne Haslam, abuela paterna de Jorge Luis Borges, que resultó ser descendiente de un vasto clan de intelectuales ingleses.

Esto se ve confirmado por varias afirmaciones del mismo Borges entre ellas las siguientes:

En primer lugar, solía decir que el hecho capital de su vida fue la biblioteca de su padre Jorge Guillermo Borges, "una biblioteca de libros ingleses porque su madre, Frances Haslam, era inglesa".

En segundo lugar, Borges decía también que había recibido su vocación literaria "como una herencia", explicando ésto en los siguientes términos: "cuando [a mi padre] le sobrevino la ceguera, se consideraba de manera tácita que yo cumpliría el destino literario que las circunstancias [le] habían negado. Era algo que se daba por descontado (y esas convicciones son más importantes que las cosas que meramente se dicen). Se esperaba que yo fuera escritor".

Evidentemente, estamos en presencia de un mandato familiar. Pero ¿en quién se origina este mandato? ¿Quién podía haber esperado que primero Jorge Guillermo y luego su hijo Jorge Luis se convirtieran en escritores?

Una vez más: Frances Anne Haslam.

De ella, Borges cuenta en sus escritos y entrevistas muy pocas cosas, pero todas ellas coinciden con un perfil literario: "Fanny Haslam" -nos dice Borges- "era una gran lectora.
Habiendo establecido que esta abuela inglesa fue la transmisora de este legado literario, la investigación permitió confirmar que era descendiente de todo un clan de intelectuales, libreros y escritores.

Su padre William Haslam (1768-1839) tatarabuelo de Borges, pastor metodista, tenía un asombroso parecido con su futuro descendiente: amaba profundamente los libros, le gustaba dar largas caminatas, era sumamente erudito y padecía una ceguera hereditaria.

Evidentemente, el talento no surge de un vacío, y el mismo Borges afirmaba que esto constituía una herencia.

PLANETAS EN CASA XII

NEPTUNO

Con esta posición de Neptuno hablamos, en principio, de una persona con Polaridad Neptuniana. En occidente hay una marcada tendencia a ser Neptuniano Inverso. Posiblemente esto se afirma con la oposición Saturno – Neptuno. Es probable, entonces, que se haya mostrado como alguien lógico, analítico e híper racional (Mercurio), rechazando las emociones que perturban la mente. Además, quizá haya sido sumamente sensible a las corrientes colectivas ocultas de la Casa XII.

Podríamos hablar también de tendencias fantasiosas y delirantes.

Esta posición de Neptuno podría hacerlo poseedor de un vasto anhelo ancestral, magnificado por la conjunción Neptuno –Nodo Sur, que podrían funcionar como "cánticos de sirenas" y quizás haya quedado allí flotando a la deriva en el turbulento mundo de las aguas profundas. Quizás asumiendo también la carga y las desdichas familiares (el salvador sufriente) que podría remontarse a muchas generaciones atrás.

Sin lugar a dudas, plasmó en su obra literaria, con magnifica naturalidad, toda sus fantasías y sueños arquetípicos provenientes del inconsciente, influenciando a otros a partir de sus escritos plagados de imágenes oníricas.

PLUTÓN

Podríamos hablar con este emplazamiento de conflictos y traumas sexuales.

Basados en el hecho de que hay factores principales que despiertan la energía plutoniana: el sexo, el poder, el dinero o la enfermedad, podríamos hablar de una segunda etapa de Plutón, donde puede aparecer algún hecho violento que roce la muerte, ya que sabemos que llegó al borde del suicidio a los 25 años en Ginebra; y que tuvo experiencias sexuales traumáticas, como cuando su padre lo llevo a iniciarse sexualmente con la que era su amante.

Con Plutón en XII hay angustia de muerte, y es probable que ésta sea vivida como purificación.

Nota: con ambos planetas estamos sólo haciendo una presentación sumamente sintética.

CAMBIO DE ELEMENTO :

Hablamos de una persona que deberá abandonar al intelecto para desarrollar el sentimiento . Agua y Aire son básicamente elementos antagónicos, así es que nos encontramos con la imposibilidad del Aire de contactar con las emociones e incorporar la sensibilidad y así resonar con otros. Las personas con Ascendente en Agua tendrán que conectarse con la subjetividad, aprender a intimar, a escucharse a sí mismos, a nutrir y preservar la vida. Pero, además, Borges, con Asc. en Cáncer no podrá hacerlo sin nutrirse primero, eligiendo lo que le hace bien, distinguiendo de lo que le hace mal. Quizás su temor a la vulnerabilidad representada por las emociones no le haya permitido realizar dicho cambio, quedando refugiado en el mundo de las ideas, sitio muy conocido por él.

CAMBIO DE CRUZ :

Pasa de Cruz Mudable a Cruz Cardinal.

La Cruz Mudable es indicadora de fluidez y equilibrio dinámico. Es una energía delicada y llena de matices, aunque sin tonos muy resaltados y netos.

Al pasar a la Cruz Cardinal debe contactar con una energía de acción y de función generadora; es una energía extrovertida y activa.

APRENDIZAJE DE SU ASCENDENTE

Consistía en desarrollar y habitar su interioridad emocional, a cuidar de sí mismo y de otras personas, a retroalimentarse de la ternura y a responder sensiblemente a la vida.

El vínculo con su madre (y el matriarcado) ha sido uno de los temas principales a desentrañar. También la pertenencia: familia, sociedad, raza humana, y sus tradiciones, costumbres y leyendas.

UN MODO DE EMPEZAR :

Cáncer construye desde el Ascendente una máscara que en la niñez muestra criaturas vulnerables (lloronas), susceptibles, quisquillosas y manipuladoras. Suelen estar muy apegadas a la madre; y se comportan de un modo demandante sobre todo con ellas.

MÁSCARA

La máscara, ya mencionada, se conforma con el Ascendente más el signo de la Casa X.

Teniendo Ascendente en Cáncer y Casa X en Tauro lo hacía ser selectivo con las personas que permitía entrar a su círculo íntimo y también cauteloso en el momento de elegir. También podría haber sido posesivo, testarudo, poco demostrativo pero muy fiel. Dentro de su hogar se irritaría fácilmente si sus necesidades básicas no estaban cubiertas.

DESTINO

El destino suele confrontarlo con la ineludible situación de tener que hacerse cargo y cuidar de alguien. Borges lo hubiese logrado a través de la paternidad. Pero su decisión fue quedarse al lado de su madre, motivo por el cual queda atascado en lo matricial y se vuelve vulnerable.

CUERPO FÍSICO :

Cáncer rige el estómago, el útero y las mamas. Los dos primeros órganos son huecos, espacios cerrados, que claramente delimitan un adentro y un afuera.

CASA IV: REGENTE ESOTÉRICO

Mencionamos al Regente Esotérico porque es un indicador de la evolución del signo raigal, de la que dependerá la nutrición de todo el mandala, analogado al Árbol de la Vida. Al ser su matriz de Aire, en el foso de la Casa IV debiera estar Libra, cuyo regente Esotérico es Urano. Al estar interceptado por Escorpio, el Regente Esotérico es Marte.

CASA VIII

Esta es un área de transformación, por ello el signo que se encuentra en la cúspide deberá morir periódicamente para renacer en otro punto más elevado. Parte de nuestra sombra nos aguarda en este sitio.

Reiteramos algo que ya mencionamos al comienzo de nuestro análisis: en la cúspide de esta casa se encuentra Acuario, cuya energía deberá transmutarse en un verdadero desapego, respeto por los demás e inclusión en la red como una matriz universal. Al estar interceptado Piscis, también debe morir la simbiosis y la confusión .

CASA X: LOS FRUTOS :

Cuando hablamos de frutos nos referimos a los logros alcanzados por Borges. Son frutos arianos vestidos de Tauro, ya que se encuentra Aries en la cúspide con Tauro interceptado.

Aries le brindaría el impulso, la creatividad y la intuición, y Tauro le ayudaría a concretar y a ser más cauto.

CASA VII: PROYECCIÓN – EJE ASCENDENTE – DESCENDENTE

La Casa VII es un área proyectiva por encontrarse "a espaldas" del Ascendente. Por lo tanto tendemos a proyectar las características de los signos y planetas que allí se encuentran en los demás, hasta reconocerlas como propias.

En el caso de Capricornio en Casa VII podríamos decir que el usuario de la carta, Jorge Luis Borges, podría haber proyectado en los demás no solo dureza y rigidez, sino también la capacidad de auto sostén, un alto nivel de exigencia y una cierta tendencia a culpabilizar a los otros. Es decir, que señala una personalidad con un costado proyectivo rígido, estructurado y quizás también prejuicioso.

Posiblemente se haya sentido criticado y juzgado por afuera, hasta reconocer estas características en sí mismo. Recién entonces podría haber descubierto la capacidad que poseía para auto sostenerse con eficacia y para encontrarse junto al otro, en lugar de depender de él. Los demás habrían dejado de ser su bastón una vez que él hubiera dejado de proyectar sus propias exigencias sobre su entorno.

Podemos observar a través de su biografía que posiblemente ha quedado pendiente la resolución del problema que estamos planteando.

En cuanto a sus parejas conocidas, sabemos que se trataba de mujeres con personalidades bien estructuradas y autosuficientes, lo cual confirma el mencionado mecanismo de proyección.

Eje Cáncer-Capricornio : es el eje de lo humano y contiene a los dos Portales del zodíaco. Cáncer es el primero y se relaciona con el principio materno y Capricornio el segundo y se relaciona con la finalización de la tarea humana y con el principio paterno. En este eje podemos observar que se combinan ambos.

Cáncer es el ámbito interno que nutre y resguarda, el lugar de pertenencia, un espacio cómodo, en el cual todo está dado. Hablamos aquí de tiempo pasado y memoria.

El polo opuesto, Capricornio, es el que aporta el límite, la forma, la estructura y el sostén. Nos referimos al tiempo futuro (en cuanto al desarrollo que llevará a cabo la individualidad) y a la concreción de proyectos.

Estos dos polos necesitan complementarse para que un ser pueda ir creciendo y madurando, y desarrollar una estructura (Capricornio) que le permitirá devenir y evolucionar como un individuo. A partir de ello podrá desarrollar nuevas estructuras, pero serán para albergar proyectos que incluyan a los demás (a Capricornio se lo reconoce esotéricamente como "el Portador de Cargas"). Aquel que se polarice en Capricornio puede tener la ilusión de estar solo y de necesitar la soledad.

Tenemos la impresión de que a Borges le ha resultado muy difícil la integración de este eje, y que probablemente haya quedado polarizado en Cáncer, comportándose como afectivo – dependiente.

REGENTE DE LA CARTA

Al regente del Ascendente se lo conoce como el regente de la carta. Este planeta nos ofrecerá información importante que se puede utilizar como llave para acceder al Ascendente.

En este caso el regente es la Luna emplazada en Aries en la Casa IX. Esta Luna mostraría a una madre intrusiva, avasallante, beligerante, con poco registro del otro, que no respeta la intimidad y no tiene límites. Según su biografía, la madre de Borges elegía, no sólo la ropa que debía usar, sino también, en cierta forma, con quien su hijo podía relacionarse amorosamente. Borges plasmó a su Luna ariana en sus obras. Esta Luna belicosa, idealista y apasionada, aparece en sus personajes caracterizados por malevos, pero parecería que él no enfrentó a su madre.

Como la Luna está en Casa IX, tiene ciertas características de una Luna en Sagitario y podría funcionar como un refugio filosófico . En este caso, además está en oposición a Júpiter, nada menos que en Casa IV. Borges posiblemente haya estado buscando la libertad, pero siempre retornó a su madre. Otro aspecto de la Luna en esta área es la búsqueda de la verdad y la felicidad por un lado y la huída de los problemas por el otro; -como un aspecto defensivo-. Sus viajes podrían haber formado parte de un mecanismo de huída.

Si como creemos, esta Luna no estuviera completamente internalizada, hablaríamos de un ser inmaduro, un eterno niño, afectivamente dependiente (tema ya mencionado en el eje Cáncer – Capricornio).

CASA ANALOGA AL SIGNO DEL ASCENDENTE

Es la Casa IV con cúspide en Escorpio, donde subyace el signo de Libra debido a la Matriz de Aire.

Por una cuestión de orden en la presentación, reiteramos temas que ya hemos analizado previamente. Ésta área, debido a que contiene los nutrientes que le darían la posibilidad para desarrollar el despliegue hacia su individualidad, debería ser no solamente entendida sino pensada y sentida para poder acceder a un nuevo nivel de conciencia.

Con Escorpio emplazado en este lugar, los temas familiares probablemente hayan sido la manipulación, el poder, los ocultamientos, las intrigas y la negación. El sexo podría haber estado reprimido, priorizándose la relación y el apego por su madre y quedando atrapado en sus primeras vivencias sexuales, las cuales, según su biografía, habrían sido traumáticas para él.

En el foso de esta Casa se encuentra Libra; por lo que podemos agregar que su hogar pudo haber sido un lugar bello y acogedor. En cuanto a su familia de origen, podría haber estado marcada por la hipocresía, ocultándose cualquier miseria que pudiera haber habido. Las buenas costumbres y las formas socialmente aceptadas eran las que se mostraban hacia afuera, mientras que eventuales costados oscuros se barrían bajo la alfombra para guardar las apariencias.

Júpiter en esta casa nos señala que podría haber habido muchas mudanzas a lugares lejanos. Este hecho puede ser corroborado teniendo en cuenta que en sus primeros años de vida la familia de Borges se fue mudando de país en país, por temas de salud del padre.

CONCLUSION

Luego de hacer el análisis de la Carta Natal de Jorge Luis Borges, desde la visión del Ascendente, y también en base a lo que conocemos a través de su biografía, creemos en primer lugar que su vida fue signada por dos hechos muy relevantes que se ven claramente en su Carta: uno se refiere a una herencia familiar (hechizo) que marcó su historia como un hombre de las letras; y un matriarcado familiar por el que creemos fue muy influenciado.

Quizás gran parte de su vida hizo solo lo que se esperaba de él.

También vimos que, desde el aprendizaje que le marca su Ascendente en Cáncer, en principio debía ir hacia adentro, para hacer un íntimo contacto consigo mismo, y aprender a cuidarse y a cuidar.

Paradójicamente Borges quedó ciego a los 55 años, lo que de alguna manera lo obligó a refugiarse en su interioridad.

Dice Thorwald Dethlefsen en su libro La enfermedad como camino "al ciego se le arrebata definitivamente la superficie de proyección externa y se le obliga a mirar hacia adentro…incluso la ceguera puede darnos una visión superior".

Pero, sin hacer conjeturas, si buscamos en su obra e indagamos en sus propias palabras encontraremos que al final de su vida supo que en algún recodo del camino tomó un rumbo equivocado como nos cuenta en "Instantes" una hermosa poesía que escribió un año antes de morir y que transcribimos:

"Si pudiera vivir nuevamente mi vida.
En la próxima trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido, de hecho
tomaría muy pocas cosas con seriedad.
Sería menos higiénico.
Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría
más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos.
Iría a lugares adonde nunca he ido, comería
más helados y menos habas, tendría más problemas
reales y menos imaginarios.
Yo fui una persona que vivió sensata y prolíficamente
cada minuto de su vida; claro que tuve momentos de alegría.
Pero si pudiera volver atrás trataría de tener
solamente buenos momentos.
Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, solo de momentos;
no te pierdas el ahora.
Yo era una de esos que nunca iban a ninguna parte sin termómetro,
una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas;
Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar descalzo a principios
de la primavera y seguiría así hasta concluir el otoño.
Daria más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres
y jugaría con más niños, si tuviera otra vez la vida por delante.
Pero ya tengo 85 años y sé que me estoy muriendo.

Hermosas palabras para hacernos reflexionar………… Seguramente con ellas nos estaría cuidando a todos.

Que maravilloso legado!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Bibliografía

http://es.wikipedia.org/wiki/Jorge_Luis_Borges.

Libro: "Borges, una vida". De Edwin Williamson, Editorial Seix Barral, 2006. Traducción de Elvio E. Gandolfo. Escrito por Leonardo de León.