Napoleón, análisis de Luna y Mercurio.




Trabajo desarrollado por el grupo que está cursando el Módulo III, martes 10 horas

Julio 2011

Coordinadora: Sandra Sabatino

Introducción: Napoleón Bonaparte nació el 15 de agosto de 1769, en Ajaccio, Córcega.

Luna en Capricornio

La Luna en la carta de una persona representa el arquetipo materno, con quien establecemos nuestro primer contrato.En un plano básico se manifiesta como un mecanismo de seguridad.Cuando se trasciende,se convierte en talento. En Capricornio la Luna está en exilio, ya que es el signo opuesto a Cáncer, donde se encuentra su regencia. Como imagen, podemos decir que la "cuna" de este niño al nacer es una cuna resistente, fría, dura, austera, poco confortable y sin lujos. La Luna representa el amor incondicional de la madre, pero al tenerla en Capricornio (signo regido por Saturno, ligado al padre), muestra incomodidad en el emplazamiento, ya que es un amor con condiciones. En esta etapa, el rostro de la madre, es el reflejo de su rostro (porque no se tiene conciencia del Yo hasta los 3 años), y la interiorización de esa relación, será la base de su posterior "amor a si mismo". A este momento evolutivo lo conocemos como la constitución del narcisismo, que se produce sobre la base de esa interiorización particular de amor de la madre al niño, de ese "reflejo de su rostro ". En este caso, podemos decir que su madre mira para otro lado, que su amor no está incondicionalmente dirigida hacia él; esto producirá una herida en la constitución del narcisismo que hará muy difícil su vida vincular adulta . La madre "hace lo que se debe hacer", y si lo amamanta lo hace porque corresponde no como algo amoroso. Es posible que se trate de una madre que no tuviera tiempo para dedicarse a este bebé por distintas circunstancias; por ejemplo, una madre ocupada con otros hijos, o muy trabajadora, o abrumada con diferentes quehaceres. Siente que si ella puede, el hijo también…y por ende el niño aprende a arreglarse solo y a no necesitar de nadie. De hecho, su madre tuvo 13 hijos y Napoleón fue el segundo. Comienza así a conformarse una personalidad superyoica que lo acompañará hasta que se expanda su conciencia, se destrabe el mecanismo lunar y pueda quebrar esa rígida personalidad, si es que eso alguna vez sucedió. Las madres de las Lunas en Capricornio tienen mucha energía saturnina: hacen lo que corresponde; obediencia y exigencias son características que las podrían definir. De esta forma, el niño entiende que, si hace lo que tiene que hacer será amado por su madre. Podría ser un niño-adulto que se tuvo que arreglar solo desde muy pequeño. También podría tener una ambición desmedida y aplastante.

Luna en Casa III

La Casa III se relaciona con viajes cortos, hermanos, mente concreta y escolaridad. Es el escenario donde Napoleón manifestó, en principio, su energía lunar, ya que durante su infancia, su familia se mudó muchas veces (viajes cortos). Siendo el segundo hijo, es muy probable que se haya hecho cargo de sus hermanos menores. El mecanismo superyoico de hacerse cargo de… puede haberse manifestado en la relación con sus hermanos, primos, vecinos, etc. La sensación de tener que cuidar a un hermano, por más que éste no lo requiriera, responde a una necesidad básica de este emplazamiento, que es tratar de ser imprescindible para otras personas. El hecho de que la Luna se encuentra también en oposición con Mercurio (hermanos) en Leo generaría, un rol, no sólo de protección hacia sus hermanos, sino que, además, ocuparía un lugar privilegiado entre éstos. Al ser un aspecto tenso entre ambos planetas, es probable que el nativo haya tenido problemas de comunicación con su madre; por ejemplo, podría ser que uno de los dos no se sienta escuchado. Además, este aspecto tenso podría mostrar también problemas de alguno de sus hermanos con su madre. En una oposición, la energía oscilará entre los dos arquetipos. Si se identifica con la Luna (los mandatos, tradiciones, lo atávico y conocido), dejando de lado sus ideales, puede que le llegue, por destino, la imposición de ideas ajenas. En caso de identificarse fielmente con sus ideas, puede llegarle por destino todo el peso de los mandatos y tradiciones sociales, familiares, culturales. Todo esto puede darse si no consigue conciliar las dos energías, logrando que convivan en su justo equilibrio, sabiendo dar importancia a ambas por igual En relación a la escolaridad, fue a una escuela militar donde se plasmó tempranamente su energía capricorniana: jerarquía, disciplina, orden. Con respecto a la mente concreta, podemos señalar que a Napoleón se lo consideró el mejor estratega de su época, ya que esta posición lunar indica un pensamiento ordenado, práctico y conciso, aprendizaje metódico y por medio de la experiencia, y tendencia a ser un buen alumno (se destacó especialmente en el área de matemática). Si tenemos en cuenta que esta Luna se ve potenciada, no sólo por la oposición con Saturno, sino que además éste último se encuentra en Cáncer, la energía del emplazamiento se incrementa notablemente. Destacamos que, con solo 16 años, fue comisionado en la artillería y al tener un formidable desempeño en la toma de Toulon, fue ascendido a brigadier general. Finalmente, se autonombró emperador de Francia y a sus hermanos, reyes.

Mercurio en Leo (en caída):

No consideraremos los otros aspectos, porque sólo hemos estudiado los dos planetas que estamos analizando.

Mercurio está relacionado con el aprendizaje, los vínculos y la comunicación. Lo representan tres arquetipos principales: El Hermano, El Mensajero y El Mercader. Es el único planeta personal cuyo símbolo contiene la triplicidad espíritu, alma y materia. Al estar en un signo de Fuego es apasionado, intuitivo y rápido para lo que le interesa. Pero, Mercurio en Fuego se siente incómodo, sobre todo en Leo que es un signo fijo, ya que la energía mercurial es dispersa y movediza. En Leo suele decir lo que le parece, no tiende puentes para la comunicación, es unidireccional y se ofende si no lo entienden. En este caso, sabemos que Napoleón era de carácter huraño y taciturno y se mantenía siempre, alejado de sus compañeros. Le gustaba estar solo para meditar. Mercurio en Leo ayuda a concentrar y enfocar la mente. Con confianza mental en si mismo y capacidad en el discurso, puede aferrarse a sus propias ideas y no aceptar opiniones ajenas.

Mercurio en la Casa lX

Se interesa por la filosofía, los viajes y el significado de la vida. Podría estar en su naturaleza la necesidad de expandirse y ampliar sus conocimientos ya sea leyendo, estudiando o realizando viajes largos: campañas a Egipto y Rusia. En marzo de 1798, Bonaparte propuso llevar a cabo una expedición para colonizar Egipto, en aquel entonces, una provincia otomana. Bonaparte, también tomó el mando del Ejército francés en Italia, al que lideró exitosamente en la invasión de dicho país. Con Mercurio en Leo y en Casa IX podría transmitir ideales a su ejército, haciéndolos sentir importantes y protagonistas de la historia. Esto lo plasmó en su frase célebre: "Soldados, desde lo alto de estas pirámides, cuarenta siglos de historia, nos contemplan".