QUINTILES

Damos comienzo a un nuevo espacio dedicado a la investigación de los quintiles, aspecto aún muy poco considerado por la mayoría de los astrólogos. Como hace ya varios años que comencé a investigarlos y luego a incluirlos en la enseñanza de aspectos en nuestra Escuela, creemos que puede ser muy útil comenzar a publicar los análisis de alumnos avanzados. Tal vez despierte el interés de otros astrólogos ya que son muy significativos en la lectura de una Carta natal.
Mi investigación comenzó a través de la lectura del libro sobre aspectos de Bill Tierney, quien lo considera un aspecto fluido o blando.
A modo de presentación, les recordamos que los quintiles surgen de la división de 360Ò por 5, dando como resultado un ángulo (ó segmento de arco) de 72Ò.
Estableciendo una analogía con el número 5 (cuya simbología y significado pueden explorar) consideramos a los quintiles como talentos.
Los talentos eran antiguas monedas de oro que han dejado de circular hace siglos, trasladándose su nombre y valor a diferentes pero específicas destrezas que tienen algunas personas.
El orbe considerado para los quintiles es + 3 -3 (igual que el de los textiles) y los trazamos en dorado, para diferenciarlos de otros aspectos fluidos.
Les proponemos investigar el modo de operar de los quintiles y ¡qué disfruten del viaje!
Aún quedan por investigar varios aspectos que no estamos utilizando, que contienen un campo fértil para los amantes del conocimiento.


Quintiles en la Carta de Albert Einstein

Abril 2011

Este análisis fue llevado a cabo por Joaquín Gabriel Santos, alumno del Módulo V de la Escuela.

Luna Quintil Júpiter

Seguramente en su primer hogar habrá encontrado un ambiente nutritivo y protector, y a la vez promotor del crecimiento en un sentido positivo, es decir sin intenciones de crear dependencias, permitiendo el desarrollo personal a la vez que se brinda el marco de contención necesario para su evolución.

Júpiter Quintil Neptuno – La CONFIANZA (Júpiter) en lo SAGRADO (Neptuno)

A diferencia de Júpiter tenso con Neptuno, que implicaría un gran riesgo para la persona de tornarse dogmática (cayendo preso de sectas, gurús, etc., resignando así todos sus poderes en aras de las creencias ajenas), el aspecto de Quintil le confiere en cambio, y a modo de TALENTO la capacidad de conservar sus propias imágenes «delirantes» (como imaginarse a la edad de diez años viajando montado sobre un rayo de luz) y expandirlas, profundizándolas hasta desarrollar en base a estas imágenes complejísimas teorías, valiéndose para ello de las Matemáticas (lenguaje Simbólico / Sagrado / Cósmico por excelencia) como su herramienta primordial.
En cierta forma, hizo de la Ciencia SU DOGMA, o por lo menos el gran Centro alrededor del cual giraba toda su vida. Y su principal motor (generador del movimiento y del Sentido) era comprender el funcionamiento del Universo, La Gran Obra de Dios.

Compartir este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email